El centro histórico de Zipaquirá guarda consigo varios acontecimientos que aportan a la tradición legendaria del país.

Por ejemplo, en la esquina de la Calle Séptima con Carrera Octava, diagonal a la carrera de “Los Socárranos” y donde está ubicado el colegio donde Gabriel García Márquez estudió su bachillerato, se sitúa una antigua casona colonial donde hoy opera la Cárcel del Circuito de Zipaquirá.

En esta casa vivieron algunas de las familias más importantes de la “Capital salinera”, entre ellas la de Don Santiago Pérez Manosalvas, Presidente de la República entre 1874 y 1876, además, Abogado, Economista, Catedrático, Humanista, y representante; Ministro de Relaciones exteriores y Plenipotenciario ante el Gobierno, siendo en la actualidad el único zipaquireño en ocupar estos altos cargos públicos.

Don Santiago Pérez contrajo nupcias con María Josefa Tadea Jenara Triana Silva, también zipaquireña, quien tuvo el honor de ser Primera Dama de la Nación, con ella tuvo cinco hijos: Eloísa, Amelia, Paulina, Santiago y Eduardo Pérez Triana.

Luego de representar al país en la Gran Bretaña, en 1897 regresó a Colombia para ejercer como periodista; escribiendo en las salas de prensa del diario liberal “El Relator”, los periódicos “El Tiempo”, “La Defensa” y “El Mensajero”, viviendo en su entrañable municipio natal, lamentablemente, en 1885 no fue partidario de la revolución de Los Radicales, contra la Regeneración; así que prefirió irse del país rumbo a Nuevo York donde se desplegó como abogado, y dirigió la revista quincenal “La América”.

Donde hoy opera la Cárcel del Circuito de Zipaquirá, vivieron algunas de las familias más importantes de la “Capital salinera”.

 

De Interés

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.