Comunidad de Algarra I en Zipaquirá solicitan a las autoridades ambientales del municipio y de Cundinamarca, como la Secretaría de Desarrollo Rural y de Ambiente, y la CAR, respectivamente, para que le salven la vida a un árbol de caucho que está en peligro.

Este árbol ubicado en la carrera 11 con calle 6 presenta varas incisiones, laceraciones y cortes, aparentemente hechos por manos anti ambientales con algún elemento cortopunzante; se encuentra en estado de deterioro, necesita que le hagan un tratamiento especial para su conservación y para que sobreviva allí, ayudando al embelleciendo paisajístico de este lugar exclusivo de la Capital Salinera de Colombia, junto a la carrilera del tren, o para que sea reubicado en otro lugar dentro del municipio.

Además la parte superior del árbol se enreda con las cuerdas de energía eléctrica, otro condimento que infortunadamente contribuye a su marchitamiento y a una muerte lenta.

Se ha elevado la solicitud directamente al secretario de Desarrollo Rural y de Ambiente de Zipaquirá, Javier Villamil Cano, para salvarle la vida al árbol, quien manifestó apersonarse de manera decidida, y proceder a hacer visita formal con el ingeniero forestal adscrito a la Secretaría para buscar una solución pronta.

Otro Caucho Sabanero sobre la 15 que también hay que cuidar

Hay otro árbol de esta misma especie, sobre la Avenida 15 con calle segunda en el barrio San Pablo, aunque está en mejores condiciones también presenta un deterioro y las cuerdas de la energía del lugar también lo están deteriorando. Este Caucho Sabanero tiene colocada una placa en parte del tronco, está deteriorada, sin embargo precisa su nombre común y científico, invitando a los ciudadanos para que lo cuiden mientras les ofrece grandes ventajas a los ciudadanos al ser conservado.

En su placa dice: “Hola… Soy Caucho Sabanero (FICUS ANDICOLA). Te doy sombra en días soleados, cuido tu salud atrapando polvos, cenizas, humos y gas carbónico que afectan tu sistema respiratorio, oxigeno e imparto belleza a tu entorno, todo sin que me lo hayas pedido… entonces… Porqué rompes mis hojas y mis ramas? Por qué me arrojas la basura que llevas contigo? Por qué traes a tu mascota a hacer sus necesidades fisiológicas aquí? Piensa en lo que te digo cuando te acerques a mí”.

Varios ambientalistas piden a los transeúntes solidaridad con todos los árboles, especialmente con aquellos que están enfermos, procurando al máximo sus cuidados, brindándoles amor como seres vivos que también lo son y que brindan lo mejor de ellos, para el bien de todos.

Se encuentra en estado de deterioro, necesita que le hagan un tratamiento especial para su conservación y para que sobreviva allí.

De Interés

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.