sepelio
Comunidad

La tragedia que llora un pueblo entero: despidieron a la bebé asesinada

El cuerpo de la menor, asesinada en Chía, llegó el miércoles a Cartagena, al Aeropuerto Rafael Núñez, poco antes de la medianoche.

El féretro con los restos mortales estuvo en la iglesia cristiana a la que pertenece la familia de la niña. Luego, fue llevado en brazos al cementerio de Los Bellos, donde se hizo el entierro. Asistieron varios niños, vestidos de blanco/Cortesía El Universalde Cartagena./

- Publicidad -


MARIALABAJA, BOLVAR.


El Periódico El Universal de Cartagena hizo un importante cubrimiento en la despedida final de María José, la niña asesinada por su padrastro el pasado fin de semana en el municipio de Chía, Cundinamarca.

*“Ojalá pudiera devolver el tiempo, para verte de nuevo. Para darte un abrazo y nunca soltarte. Más comprendo que llegó tu tiempo, que Dios te ha llamado, para estar a su lado. Así él lo quiso. Pero yo nunca pensé, que doliera tanto”. 

Esa fue una de las estrofas de la canción Yo te extrañaré, del grupo Tercer Cielo, la cual tarareó la multitud que ayer asistió al sepelio de la bebé de cuatro meses que fue asesinada por su padrastro, ceremonia que se hizo en el cementerio de Los Bellos, un caserío que hace parte de Marialabaja.

El cuerpo de la menor, asesinada en Chía, llegó el miércoles a Cartagena, al Aeropuerto Rafael Núñez, poco antes de la medianoche. De inmediato, el féretro con los restos mortales fue trasladado a Los Bellos, donde fue recibido con pancartas que pedían justicia por su vil crimen.

Reposó en la casa de su madre, Yudith Pereira, y ayer en la tarde fue llevado a la iglesia cristiana a la que pertenece su familia. Allí se reunieron para hacerle un homenaje. Niños con vestiduras blancas rodearon el féretro y también hubo palabras de ánimo y apoyo para los dolientes.

Poco después de las 4 de la tarde, el féretro fue llevado a pie al cementerio del pueblo y en el recorrido no paró de sonar la canción Yo te extrañaré. Finalmente, el pequeño cajón blanco llegó al cementerio donde fue enterrado. La madre de la menor, igual que varios de sus familiares protagonizaron escenas duras. Casi nadie pudo contenerse ante tanto dolor, casi todos los asistentes lloraban.

- Publicidad -

La bebé nació en Cartagena, donde vivió dos meses. Luego se fue con su madre y su padrastro Alexander Ospino Castro a Los Bellos.

En enero, la pareja decidió partir a Chía, de donde es oriundo Alexander, porque a este le salió un trabajo allá. Dicen que el hombre quería a la bebé como si fuera su hija, pero el sábado pasado, luego de una discusión con Yudith, se la llevó de la casa donde vivían.

Fue denunciado por llevarse a la menor y las autoridades solo lograron atraparlo hasta el martes (20 de febrero), en el Meta. Primero dijo que le había entregado a la bebé a una mujer, pero luego reconoció que la había matado e indicó la zona enmontada en Chía donde la enterró.

- Publicidad -

Las autoridades hallaron el cuerpo y ese mismo día el hombre fue llevado ante un juez. Aunque no aceptó el cargo de homicidio, fue enviado a la cárcel La Picota. Medicina Legal indicó que la niña murió por asfixia mecánica y que tenía signos de maltrato.

“Niños con vestiduras blancas rodearon el féretro y también hubo palabras de ánimo y apoyo para los dolientes”.

*Textos y Cortesía de El Universal de Cartagena.

Más de Comunidad

De Interés

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *