El transporte entre la capital colombiana y sus municipios al norte, data desde la Colonia, hasta después de la primera mitad del Siglo XIX, a caballo; posteriormente, en carrozas y coches, a finales de este mismo siglo en Ferrocarril, luego, a inicios de el siglo XX en vehículos a motor, donde gracias a estas maquinas se habilitó la carretera entre la Bogotá y Sabana Centro.

Alberto Pardo de la Ossa (historiador zipaquireño) en libro ‘La importancia de Zipaquirá, su historia, sus costumbres y sus gentes’, narra: “A principios del siglo XX, entre Zipaquirá, La Plazuela de San Francisco (centro de Bogotá) y El Pedregal (al lado de Nemocón), prestaron servicio unos buses y coches adornados con retratos al óleo de actrices notables, paisajes y espejos. Dichos vehículos fueron de propiedad de la ‘Empresa Franco Inglesa’, fundada por el francés Juan Gilede y el inglés Enrique Alford, quienes la vendieron a Don Antonio Caipa y Don Martiniano Tibaquirá.

Tal letrero quedó así:

Los primeros automóviles llegaron a Zipaquirá hacia 1910, transitando por calles inadecuadas, porque para el siglo XX; Zipaquirá no estaba preparada para este medio de transporte.

El primer automotor fue adquirido por la familia de Quevedo, y el segundo por Don Luis Nieto; a quien se le ocurrió viajar hasta Pacho (Cundinamarca) por la carretera en construcción.

Vehículos en la Plaza Mayor de Zipaquirá, autoría de Pachito García.

Por otro lado, la primera estación del tren que hubo en Zipaquirá, fue construida en la carrera 11 con calle 1ra, a la entrada de la ciudad por la vía que conduce a Bogotá.

Inauguración de la Estación del Tren de la Carrera Once. Fotografía de Ignacio Gaitán. Museo Quevedo Zornoza.

Luego, la primera empresa de buses instalada en la ‘Capital salinera de Colombia’ para transportar pasajeros hasta y desde Bogotá (recorriendo los municipios de Cajicá y Chía), en el año de 1930, fue ‘La Flota Zipa’, a cargo del zipaquireño Hernando Camargo. “Cuarenta centavos el pasaje costaba a Bogotá la Flota Zipa, con puesto numerado para el viaje y derecho a llevar una valija”, expresó el zipaquireño José Agustín Muñoz Wiesner.

Primer bus Pullman traído a Colombia, para la Flota Zipa, en 1958. Archivo de esta empresa.

El recorrido empieza a caballo, posteriormente, en carrozas y coches, luego el ferrocarril y ahora los vehículos a motor.

Foto portada: Primer bus Pullman traído a Colombia, para la Flota Zipa, en 1958. Archivo de esta empresa.

De Interés

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.