Siempre que se habla de artritis se habla de una enfermedad autoinmune en donde nuestro propio sistema de defensas ataca la cápsula de las articulaciones, llevando con el tiempo al daño de éstas, y hasta del propio hueso. Para entender si además de tratarla es posible curarla, consultamos al doctor Raul Fonseca, médico cirujano, quien se ha especializado en terapias alternativas y ha tratado exitosamente a numerosos pacientes con esta enfermedad.

¿Cuáles son las características de la artritis?

La artritis se caracteriza por inflamación en las articulaciones, acompañado de dolor y limitación funcional, cuadro que va empeorando con el tiempo. Esto se puede presentar en cualquier articulación y conlleva cada vez a mayor pérdida en las capacidades motrices por el dolor y la inflamación que pueden llegar a ser limitantes.

Existen más de 100 tipos de artritis y enfermedades asociadas, entre las más comunes están la artritis reumatoide, espondiloartritis y la artritis psoriásica; siendo la de mayor impacto La artritis reumatoide.

¿Quiénes suelen tener mayor riesgo de sufrir artritis?

Las personas con familiares cercanos con artritis tienen mayor riesgo y se puede afianzar a más edad y en el sexo femenino, excepto en los casos de gota que tiene alto riesgo de padecerlo el sexo masculino.

¿Cuál es el tratamiento más común de la artritis?

Para el manejo frecuentan formular antiinflamatorios no esteroideos que podrían provocar irritación a nivel del estómago, aumentar el riesgo de un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. También formulan corticoides cuyo trabajo es debilitar el sistema inmune para que no ataque nuestro propio cuerpo; estos pueden provocar debilidad en huesos, obesidad y aumentan el riesgo de padecer diabetes, y como muchos sabrán debilitar nuestro propio sistema inmune puede ser un arma de doble filo. Y después siguen aquellos llamados medicamentos antirreumáticos cuyo objetivo es similar al de los corticoides para disminuir la respuesta del sistema inmune, y por ende su uso incrementa el riesgo de todo tipo de infecciones.

¿Existe otro tipo de ayudas para tratar la artritis?

La dieta y ejercicio facilitan el descenso de peso, lo cual disminuye la carga en articulaciones grandes que lo soportan; calor y frío y otro tipo de asistencias como el bastón, caminador entre otros pueden ayudar a aliviar los síntomas de esta enfermedad.

Las mejores ayudas que no generan riesgos son el correcto uso de terapias alternativas, como la acupuntura, el taichi y el yoga, las cuales pueden ayudar mucho para el alivio de esta enfermedad.

Y entonces ¿la artritis tiene cura?

Desde la perspectiva de la medicina tradicional que todos conocemos, se considera una enfermedad incurable, se supone que se tiene que lidiar con ella por el resto de la vida y tomar medicamentos también hasta el día de la muerte; pero cuando se estudia a profundidad la enfermedad y el ser humano, se puede percibir que hay algo más, que hay aspectos que no están siendo evaluados en la medicina convencional.

En este punto seguimos pensando que aún no hay esperanzas para este tipo de pacientes, pero sabemos que cada vez aparecen nuevos tipos de terapias no convencionales y aunque suene trivial, el correcto manejo del estrés ha sido una herramienta fabulosa en el manejo de esta y otro tipo de enfermedades.

¿Y por qué el manejo del estrés puede ayudar en el manejo de la artritis e incluso nos hace pensar en la cura?

Ya sabemos que el estrés produce inflamación, en un paciente con artritis esa inflamación va a las articulaciones lo cual empeora los síntomas, y si llevamos al paciente a un punto en que el estrés es mínimo, y si logramos avanzar otro poco y ese estrés se vuelve el normal, con el que el cuerpo es capaz de lidiar y no afectar ningún órgano de nuestro cuerpo, podemos pensar que la artritis puede ser curada a través del manejo de las emociones.

Si la relación entre el estrés y la inflamación es reconocida ¿por qué no se hace algo más para el manejo del estrés en las personas con artritis?

Reducir el estrés viene siendo objeto de estudio hace muchos años para el manejo de múltiples enfermedades, entre ellas la artritis, y apenas hasta ahora se está logrando el resultado de bajar el estrés y la inflamación de forma rápida con un tratamiento enfocado en reducir las cargas del paciente. Hemos visto que justo al terminar la primera terapia baja la inflamación, la cual se mantiene, y que con cada terapia realizada mejora cada vez más el paciente todos sus otros síntomas.

En conclusión, cada vez estamos más cerca de la cura de la artritis y de muchas otras enfermedades que tienen al estrés como una de sus causas y variables ¿será que con esta terapia ya logramos encontrar la cura? Parece ser que sí es así, sin embargo aún no se puede sostener oficialmente esta afirmación hasta que se den los resultados médico-científicos y sea avalada por los organismos internacionales de la salud.

El doctor Raul Fonseca médico cirujano, se ha especializado en terapias alternativas y ha tratado exitosamente a numerosos pacientes con esta enfermedad, atiende a sus pacientes en la ciudad de Bogotá y Zipaquirá. Quienes deseen comunicarse con el especialista lo podrán hacer a través del WhatsApp 315 823 0143 o en sus redes sociales en Instagram @drraul.fonseca o en Facebook drraul.fonseca.

“Las mejores ayudas que no generan riesgos son el correcto uso de terapias alternativas”

De Interés

Más de: Salud

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.