Al ritmo de los villancicos tradicionales como mi Burrito sabanero, Campana sobre campana y Peces en el río, entre otros, más de 1.300 niños y sus familias de las veredas Tíquiza y Fonquetá participaron, cantaron, bailaron y recordaron la importancia de estar unidos en estas épocas de celebración.

Y este domingo, se compartió con las familias de Fusca y La Balsa. Entre villancicos, baile, música y mucha diversión, disfrutando de un espacio familiar y espiritual agradeciendo por la vida de todos los ciudadanos chienses.

Desde la Secretaría de Desarrollo Social se promuevé el arte y la cultura en cada uno de los escenarios de este mágico recorrido, llevando a los niños de Chía, los protagonistas de este evento, la oportunidad de sentir y vivir la navidad de otra manera, mientras ellos con una sonrisa enseñan lo más importante de esta festividad.

De Interés

Más de Chía

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *