DSC 0080
Comunidad

Con expresiones de afecto, agradecimiento, y nostalgia, el presbiterio y la comunidad despiden a Monseñor Carrillo Martínez


ZIPAQUIRÁ, CUNDINAMARCA.

- Publicidad -
- Publicidad -

Monseñor Raúl Alfonso Carrillo Martínez junto al Obispo de la Diócesis de Zipaquirá, Monseñor Héctor Cubillos Peña, en la mañana de hoy, presidió en la Catedral Diocesana de esta ciudad una Eucaristía de acción de gracias por su vida pastoral y por la designación que le hizo el Papa Francisco, nombrándolo Obispo y pastor del Vicariato Apostólico de Puerto Gaitán en el Departamento del Meta.

- Publicidad -
- Publicidad -

En esta celebración se hicieron presentes Autoridades Eclesiásticas, el Presbiterio Diocesano, religiosas; el alcalde de Zipaquirá, Luis Alfonso Rodríguez Valbuena, Secretarios del Despacho, familiares de Monseñor Carrillo Martínez, comunidad en general y medios de comunicación.

Monseñor Cubillos Peña exaltó la labor que durante más de 26 años ha realizado Monseñor Raúl Alfonso al servicio de la Iglesia, reconociendo en él un verdadero pastor quien por gracia de Dios continuará su labor, ahora guiando con la fuerza y el acompañamiento del Espíritu Santo en el Vicariato Apostólico de Puerto Gaitán.

 

- Publicidad -
- Dale clic para escuchar -

“Les pido sentirse siempre amados por Dios, experimentando constantemente su ternura y su misericordia”: Monseñor Raúl Alfonso Carrillo Martínez.

 

En la homilía el nuevo obispo invocando la presencia de Dios y citando al profeta Isaías, dijo que el profeta muestra lo exigente que es la tarea de llevar adelante una misión encomendada por Dios; en Jesús el Siervo doliente, traspasado por nuestras rebeliones. Dirigiéndose a los sacerdotes les manifestó: “no podemos olvidar que esta misión ha sido encomendada por el mismo Señor Pastor de las almas, quien soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores y en su nombre, estamos llamados a presidir a su pueblo santo en el amor.

A los fieles les pidió sentirse siempre amados por Dios, experimentando constantemente su ternura y su misericordia.

- Publicidad -

Finalmente invocando a la Virgen María, Madre de Jesucristo, dijo que Ella en su entrega y generosidad, nos invita a prolongar la misión de su Hijo, a actualizar el sacrificio de la nueva  y eterna alianza  mediante la fidelidad y el amor.

Al concluir la  Eucaristía el alcalde de Zipaquirá Luis Alfonso Rodríguez Valbuena le hizo un reconocimiento espacial por su decidido servicio a la comunidad de Zipaquirá.

Por otra parte su hermana mayor, y en nombre de la familia Carrillo Martínez agradeció a Monseñor Cubillos Peña, a los Sacerdotes, a la comunidad y de manera especial a Dios la confianza, cariño, comprensión y ayuda que siempre le brindaron a Monseñor Raúl Alfonso desde su vida como seminarista. Como sorpresa recibió una miniserenata por parte de la tuna de los “niños especiales” del Colegio Progresar, de la Fundación Esperanza Mariana.

- Publicidad -

 

Las expresiones de afecto, cariño, agradecimiento y nostalgia se evidenciaron durante toda la Eucaristía y en su recorrido hacia la casa Episcopal de la Diócesis de Zipaquirá por parte de la comunidad, de los sacerdotes y religiosas, quienes lo despidieron con especial afecto.

 

- Publicidad -

“Monseñor Cubillos Peña exaltó la labor que durante más de 26 años ha realizado Monseñor Raúl Alfonso al servicio de la Iglesia, reconociendo en él un verdadero pastor quien por gracia de Dios continuará su labor, ahora guiando con la fuerza y el acompañamiento del Espíritu Santo en el Vicariato Apostólico de Puerto Gaitán”.

 

Galería

[widgetkit id=”52″ name=”Monseñor Carrillo Martínez”]

- Publicidad -

 


Banner bicentenario web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deComunidad

De interés