La Fiscalía del Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma) ha llevado a cabo acciones legales contra dos individuos en Cundinamarca, quienes se presume han causado graves daños a cuatro perros en hechos separados.

Animales amarrados en un carro

En el primer incidente, Mario Castro Espitia fue presentado ante jueces de control de garantías por su presunta responsabilidad en poner en riesgo la vida de tres cachorras de dos meses en un parqueadero público en La Mesa, Cundinamarca, el 18 de diciembre de 2022. Según la investigación, las cachorras fueron dejadas dentro de una lona amarrada en el platón de un vehículo, en condiciones precarias, sin acceso a agua ni aire, y expuestas a altas temperaturas. Castro Espitia enfrenta cargos por maltrato animal agravado.

Agresión a ‘Max’

En otro caso, el 24 de mayo de 2023, en la vereda San José de Pacho, Cundinamarca, Jacinto Hernando Romero Espitia supuestamente golpeó de manera sistemática a un perro llamado ‘Max’, causándole heridas graves con un palo de guadua. A pesar de ser trasladado a un veterinario, el estado de salud de ‘Max’ era crítico y se aplicó la eutanasia humanitaria. Romero Espitia ha sido imputado por maltrato animal, aunque no ha aceptado el cargo.
Estos casos resaltan la importancia de la lucha contra el maltrato animal y la necesidad de acciones legales para proteger a las criaturas indefensas.
Foto portada: Imagen de la Fiscalía.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *