Es un secreto a voces que la integración de las mujeres en los entornos tecnológicos continúa siendo problemática a día de hoy. Mientras en otras carreras ya tienen una presencia mayoritaria, las profesiones relacionadas con la informática y la electrónica siguen estando protagonizadas mayoritariamente por hombres, lo que puede suponer un desafío para algunas mujeres interesadas en el sector.

En respuesta, diferentes grupos de asistencia a las mujeres en el ámbito tecnológico están apareciendo online para tratar de ofrecer apoyo a otras compañeras estudiantes y profesionales que tratan de abrirse camino en la industria tecnológica. Estos grupos ofrecen herramientas de apoyo y se constituyen como espacios de consulta que pueden ponerte las cosas mucho más fáciles si te encuentras en una situación de discriminación en el sector.

Herramientas de asistencia para mujeres

Contar con el apoyo de grupos de este tipo, puede ser una gran manera de acceder a un respaldo profesional que ayude a las mujeres a sobreponerse a situaciones de marginación en sus centros de estudio o de trabajo. De esta forma, se puede actuar ante situaciones de opresión machista que se dan durante el desarrollo de una carrera en el sector tecnológico, incluyendo medidas sindicales o legales en los casos que así lo requieran.

Además, estos grupos también son muy útiles a la hora de detectar comportamientos sexistas más sutiles, los llamados ‘micromachismos’, con los que se va construyendo una forma de discriminación bastante más sutil. La detección temprana de estos comportamientos puede ayudar a prevenir una experiencia mucho más agravante en lo sucesivo, así como ayudar a abrir puertas profesionales que de otro modo se mantendrían bloqueadas.

El peligro del ‘bullying’, también en los foros online

La idea de constituir foros digitales exclusivos para mujeres parece excelente sobre el papel, aunque lo cierto es que también puede estar sujeta a ciertos riesgos. Algunos hombres en el sector de la tecnología mantienen una fuerte ideología misógina que puede derivar en ataques personales y sabotajes desde dentro de estos grupos. Esto ocurre sobre todo en los foros de internet anónimos, donde pueden agredir verbalmente a las mujeres con total impunidad.

Recuerda que algunos de estos hombres pueden ser a su vez especialistas en tecnología, así que te conviene proteger tu IP y mantener tu identidad en el anonimato a la hora de utilizar los foros de asistencia. Una simple búsqueda de la frase ‘cuál es mi IP’ en Google te mostrará si tu dirección IP es visible o no, lo que te permitirá adoptar las medidas necesarias para protegerla, por ejemplo, mediante el uso de una VPN profesional.

No dudes en acudir a las autoridades siempre que sea necesario

Los casos en los que la discriminación adopta directamente la forma del acoso deberían ser denunciados sin temor ante las autoridades pertinentes. El acoso online, especialmente si tiene tintes machistas, se trata de un delito que puede tener serias consecuencias penales y por eso es fundamental que recopiles toda la evidencia que tengas a tu disposición a la hora de presentar tu denuncia.

Los grupos de asistencia para mujeres en el ámbito tecnológico pueden ayudarte también en el día a día de la gestión de una denuncia, sobre todo considerando que un paso de este tipo suele conllevar también un notable incremento de la ansiedad y una respuesta todavía más visceral por parte de los acosadores.

Tu tranquilidad y tu bienestar son lo más importante

Recuerda que no deberías estudiar ni trabajar nunca en condiciones de angustia o sufrimiento personal. Cualquier actitud que te haga sentir discriminación por cuestiones de género debe ser atajada lo antes posible para prevenir que vaya a más. Los grupos de asistencia pueden ayudarte a detectar estas actitudes y ofrecerte las soluciones pertinentes en cada caso.

Contar con el apoyo de grupos de este tipo, puede ser una gran manera de acceder a un respaldo profesional que ayude a las mujeres a sobreponerse a situaciones de marginación en sus centros de estudio o de trabajo.

Foto portada y otra: imágenes de referencia.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *