ColombiaMujeres

Al menos 45.000 mujeres viven la pobreza menstrual en Colombia

Este tema ya es alarma a lo ancho del país. La escasez de recursos de algunas familias no permite satisfacer ni siquiera necesidades básicas, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la falta de higiene menstrual puede llegar a generar infecciones y enfermedades que comprometen los órganos reproductivos.

La pobreza menstrual se entiende como la falta de acceso a los productos sanitarios, higiene y demás situaciones que vulneran directamente los derechos fundamentales de niñas y mujeres. En Colombia al menos 45.000 mujeres viven su menstruación en la carencia de estos productos esenciales para garantizar su dignidad. Cabe aclarar que, aunque las mujeres son las principales afectadas, porque son las protagonistas, esta situación debe ser asunto de todos en el país, pues la dignidad humana está en juego al sobreentender la importancia de la carencia de recursos para acceder a estos productos.

Este debate ya se ha presentado en otras oportunidades; hay un caso en el cual Cecilia Durán Cuy, una habitante de calle, interpuso una acción de tutela a la Secretaría de Salud de Bogotá en la que señalaba sus precarias condiciones durante su ciclo menstrual, pues para detener el sangrado debía usar trapos y, peor aún, toallas sanitarias que encontraba en la basura, porque no tenía otro modo.

Tras esta denuncia, la Corte Constitucional actuó al respecto. En 2019 sacó una sentencia en la cual calificó lo vivido por Cecilia Durán como una violación a la dignidad humana y los derechos fundamentales a la salud. A pesar que en su momento se habló sobre ‘los productos de higiene para mujeres como derecho fundamental’, hoy por hoy, miles de mujeres siguen viviendo en la precariedad frente a su menstruación y el nulo acceso a estos productos.

Teniendo en cuenta una encuesta que realizó el Dane a 45.800 mujeres entre mayo de 2021 y mayo de 2022, en el país al menos 560 mil mujeres tienen déficit económico para adquirir los productos necesarios para su menstruación. Estos mismos datos recogieron que alrededor de 45 mil mujeres usaron ropa vieja, telas, servilletas o trapos para utilizarlas como absorbentes; por otro lado 17 mil mujeres no tuvieron acceso a ningún elemento que les sirviera para el aseo.

Según cifras del Banco Mundial, 300 millones de personas están en fase de sangrado menstrual cada día, esto equivale (para hacerse una idea) a tres veces lleno el estadio del Fútbol Club Barcelona, Camp Nou. También las cifras dejan ver que estos 300 millones de personas sangran al menos 2.700 días de su vida, lo que implica diferentes abastecimientos de sanidad y dignidad humana:

  • Los productos sanitarios: toallas, copas, tampones, ropa interior absorbente, etc.
  • Claramente el acceso a agua y baños limpios.
  • Métodos de alivio de dolores menstruales

Por eso es tan importante denunciar este tipo de pobreza, ya que día a día pareciera que vivir con lo básico es directamente proporcional a vivir con lujos; y con respecto a la menstruación es preocupante traer a alusión la afirmación de la OMS, donde informan que la falta de higiene menstrual puede generar infecciones en el útero y enfermedades que si no se tratan pueden comprometer órganos reproductivos.

Foto portada: Envato Elements.

De Interés

Más de: Colombia

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.