BogotáTecnología

¿Qué son los servidores dedicados y qué beneficios tienen?

Dentro del ámbito de la informática y el software, son muchos los conceptos que debemos dominar cuando queremos una solución que se adapte por completo a las necesidades de nuestro negocio. De entre todos ellos, es el término de servidor dedicado uno de los principales, dado el impacto que puede llegar a tener en la operativa de nuestro negocio.

Para todo aquel que no lo conozca, para el alojamiento de nuestro sitio web, y de toda la información que tiene en él, podemos optar tanto por servidores dedicados como por servidores que se comparten con otro tipo de empresas. Los primeros, nos ofrecen un mejor rendimiento. Mientras que los segundos, suelen ser más atractivos a nivel de precio. No obstante, no son estos los únicos motivos que los diferencian En este artículo te respondemos a las dudas más comunes.

¿Qué es un servidor dedicado?

Antes de continuar avanzando, nos vamos a tener a conocer exactamente a qué hacemos referencia con el concepto de servidor dedicado. Con este término se conoce a un tipo de servidor en el cual todos los recursos del servidor físico están destinados a un solo usuario o cliente. Normalmente, suele ser una empresa. A diferencia de los servidores compartidos, un servidor dedicado ofrece control total sobre el entorno del servidor, ofreciéndonos más posibilidades en términos de personalización.

Pero, ¿cuándo debemos escoger entre uno u otro? Conviene tener en cuenta que los servidores dedicados son muy utilizados para dar servicio a aplicaciones que requieren un alto nivel de rendimiento, seguridad y personalización. Por lo tanto, suelen ser utilizados por grandes empresas o sitios web con mucho tráfico, con el objetivo de garantizar la mejor experiencia posible para sus usuarios.

Los servidores dedicados permiten a los usuarios configurar el servidor de acuerdo a sus necesidades específicas. Un aspecto que se traduce en un rendimiento mucho más alto en comparación con el resto de las opciones que están disponibles en el mercado.

Principales diferencias con los servidores compartidos

Hasta ahora, nos hemos centrado principalmente en identificar a los servidores dedicados a través de las opciones que ofrece al usuario. Sin embargo, encontramos más diferencias que también debemos conocer:

  • Recursos: En un servidor compartido, todos los recursos se comparten entre múltiples usuarios. Este escenario se traduce en tiempos de respuesta más lentos y menor rendimiento, especialmente si alguno de los usuarios con los que compartidos el servidor tiene unas necesidades que consuman demasiados recursos.
  • Control: Los servidores dedicados ofrecen un control total sobre la configuración del servidor. En un servidor compartido, las opciones de personalización son limitadas y deben alinearse con las restricciones del proveedor que nos ofrece el servicio. Por lo que no siempre se adaptan a nuestras necesidades específicas.
  • Seguridad: La seguridad es otro de los aspectos que debemos tener en cuenta. En un entorno compartido, los datos de un usuario coexisten con los de otros usuarios. Por lo tanto, aumenta el riesgo de vulnerabilidades y ataques. Pese a que durante los últimos años se han llevado a cabo importantes mejoras en materia de seguridad, sigue siendo un riesgo a tener en cuenta.
  • Precio: Los servidores compartidos son, como ya hemos anticipado previamente, más atractivos en términos de coste. Sin embargo, esto puede afectar al rendimiento y la flexibilidad que nos ofrece. Los servidores dedicados son más caros, pero ofrecen unas mayores garantías en términos de rendimiento, seguridad y personalización.
  • Rendimiento: Por último, conviene tener en cuenta que los servidores dedicados están diseñados para gestionar cargas de trabajo intensivas sin que el rendimiento se vea afectado. Por lo tanto, son una de las mejores opciones para aquellas webs o empresas que necesitan trabajar en el mejor escenario posible.

Para quién están recomendados

Una vez llegados a este punto, conviene conocer para quién están recomendados este tipo de servicios. Los servidores dedicados actúan como un recurso clave para ciertos tipos de usuarios y aplicaciones. Las grandes empresas, por ejemplo, con sitios web de alto tráfico, bases de datos extensas y aplicaciones críticas, tienen en los servidores dedicados una de las mejores inversiones por las que se pueden decantar. Estos servidores pueden manejar grandes volúmenes de tráfico sin problemas y sin comprometer nuestra seguridad.

Una de las áreas que han recibido con los brazos abiertos este tipo de servidores son los desarrolladores de aplicaciones y juegos, que trabajan en proyectos que necesitan de una gran cantidad de recursos. La potencia y la flexibilidad de estos servidores permiten crear, probar y ejecutar aplicaciones complejas sin comprometer el rendimiento.

Durante los últimos años, a medida que las plataformas de venta online han experimentado un notable crecimiento, un servidor dedicado nos proporciona el entorno seguro que necesitamos para poder gestionar todas nuestras necesidades.

Por último, conviene señalar como las empresas que ofrecen servicios en la nube, como las aplicaciones SaaS, que necesitan de la escalabilidad y rendimiento necesarios, también han optado por este tipo de soluciones frente a las compartidas. Atraídas por los beneficios que ello puede llegar a proporcionarnos.

Más de Bogotá

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %