Bienestar AnimalBogotá

Por primera vez en Colombia, se reconoció legalmente a un perro como miembro de una familia

El Tribunal Superior de Bogotá resolvió un conflicto de competencia entre los juzgados Tercero de Familia y Veintisiete Civil del Circuito de la ciudad, en relación con una demanda de visitas a Simona, una canina que parte de un exmatrimonio.

A pesar de la ausencia de jurisprudencia en Colombia sobre estos casos, el tribunal se basó en la recomendación de la Corte Suprema de Justicia para considerar las circunstancias especiales de propiedad y los vínculos afectivos al determinar si las medidas cautelares para animales de compañía que son considerados miembros del núcleo familiar son apropiadas.

El demandante consideraba a Simona como su hija, y ella mostró signos de estrés tras la separación. El tribunal reconoció que Simona formaba parte de la familia multiespecie y, por lo tanto, el juzgado de familia era el lugar adecuado para abordar la disputa.

Lea también: Cota: el municipio colombiano con más “familias multiespecie”

El tribunal enfatizó que este reconocimiento no equipara a los animales de compañía con los seres humanos, sino que se refiere a ciertos animales que se han integrado a las familias modernas. Esto implica asumir deberes y responsabilidades hacia estos animales cuando se establecen vínculos mutuos.

Este fallo sienta un precedente importante en Colombia al reconocer que, en ciertos casos, las mascotas pueden ser consideradas miembros de una familia y que su bienestar debe ser protegido y considerado en disputas familiares.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *