El próximo miércoles 9 de noviembre, en el municipio de Ubaté (Provincia de Ubaté) los mineros, empresarios, trabajadores, profesionales, técnicos y proveedores de la industria minera del carbón y el coque de Cundinamarca marcharán en contra de la reforma tributaria que recientemente fue aprobada en el Congreso de la República; marcha liderada por el Movimiento Cívico Nacional Minero y la iniciativa Amigos del Carbón.

Actualmente, la industria minera aporta un 35% de sus utilidades por concepto de renta, con la reforma, se añadiría un 10% adicional al sector del carbón, porcentaje que sumado a la no deducibilidad de las regalías dejarían a dicho subsector con una sobretasa superior al 55%, cifra muy por encima a la de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la cual es del 21%.

Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), comentó: “se mantuvo la no deducibilidad de las regalías y se pasó de un impuesto a las exportaciones, antitécnico, a una sobretasa de hasta 10 puntos en renta para el carbón, que el Gobierno ha dicho debe ser aplicable solo para precios altos, pero cuando uno mira la redacción no es así, la sobretasa se aplicaría en precios normales de acuerdo a su promedio histórico. El efecto de estas dos medidas sigue manteniendo la tributación del sector minero colombiano en 90%”.

“En ningún otro país del mundo las regalías son consideradas no deducibles, como pretendemos hacerlo en Colombia”, añade Nariño.

Con la reforma, se van a desincentivar las inversiones en el sector, acarreando la pérdida de empleo y, según miembros del sector, retrasando la transición energética, pues el carbón y el coque son necesarios para lograr este objetivo.

Nariño puntualizó: “cuando usted tiene una tributación tan alta, lo que compromete es la estabilidad del sector en el mediano plazo. No podemos pensar en el recaudo de hoy y dejar al país sin las oportunidades que ofrece la minería en el mediano y largo plazo”.

Según la ACM, la reforma tributaria pone en riesgo la continuidad de varias inversiones que la industria minera realizó en Colombia durante 2021, como lo son:

  • $13,3 billones de pesos en bienes y servicios, de los cuales 3 de cada 4 pesos se quedan en Colombia, de esos 3 pesos, 1 se queda en los municipios y sus áreas de influencia.
  • $5 billones de pesos en renta, regalías y otros impuestos. Aunque se espera que estos aportes asciendan a $14,7 billones de pesos debido a los altos precios de los minerales.
  • $180 mil millones de pesos en temas de desarrollo social en las regiones, beneficiando a más de 360.000 personas.
  • $630 mil millones de pesos en temas relacionados con el cuidado del aire, agua y la reforestación de bosques.
  • 1.896 becas educativas para educación superior y universitaria entregadas por diferentes empresas mineras.
  • El 75% de las compañías mineras están en línea con el Plan Integral de Gestión del Cambio Climático Nacional.

Finalmente, esta marcha se una a las que ya se han presentado en los departamentos de Antioquia, Boyacá, Cesar, La Guajira y Norte de Santander, donde miles de mineros, empresarios y proveedores han protestado por la reforma y por los diferentes anuncios que ha realizado el presidente de la República, Gustavo Petro, sobre una de las principales industrias del país.

Actualmente, la industria minera aporta un 35% de sus utilidades por concepto de renta, con la reforma, se añadiría un 10% adicional al sector del carbón, porcentaje que sumado a la no deducibilidad de las regalías dejarían a dicho subsector con una sobretasa superior al 55%.

Foto portada y otra: imágenes de referencia.

De Interés

Más de: Comunidad

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *