“Los antibióticos se usan todos los días para tratar infecciones, son fáciles de conseguir y luego de que el cuerpo los expulsa, viajan a través del alcantarillado hasta ríos como el Bogotá, lo cual genera un problema de salud pública, ya que las bacterias, que en caso del distrito de La Ramada exceden por mucho la norma (Según el Decreto 1594 de 1984 la concentración permitida de esta bacteria en ríos debe ser de 5.000 unidades, sin embargo, se encontró que en el río Bogotá hay alrededor de 2,9 millones de estos microbios), se están volviendo más resistentes a los fármacos, y ya no va a ser tan fácil tratarlas”, expresó el estudiante de la Maestría en Biología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), Iván Camilo Vargas, quien aisló e identificó los hongos presentes en la demarcación de La Ramada (ubicado en la sabana de Bogotá, la cual tiene más de 13.000 hectáreas, drena y depura el agua que llega de la cuenca occidental del río Bogotá, para después regar cientos de cultivos de hortalizas), para luego, en laboratorio, identificar su capacidad para remover antibióticos y bacterias que pueden generar enfermedades gástricas.

En las aguas de este distrito se hallaron hongos con viabilidad para remover residuos de fármacos como la clindamicina (utilizada para tratar infecciones por bacterias en pulmones, piel y sangre), el penicillium sp. eliminó a nivel de laboratorio hasta un 99,3 %, el hongo Sporothrix sp. consiguió remover un 95,5 %, y Rizhopus sp. disminuyó la cantidad en un 98,7 %. Para el caso de la claritromicina, usada para la neumonía o la bronquitis, Rizophus sp. eliminó el 97,8 % y el Trichoderma sp. un 96,3 %. “Se encontró que Penicillum sp., Sporothrix sp. y Rhizopus sp. tenían una mayor capacidad para eliminar los antibióticos en las aguas, por otro lado, se realizó una experimentación parecida con las bacterias, solo cambiaban algunos componentes del medio de cultivo, pero la efectividad encontrada era similar”, aseguró el investigador.

Finalmente, el estudiante de la maestría indicó que la cantidad de hongos presentes en las aguas de riego en el territorio de La Ramada en la actualidad es muy pequeña, por lo que indica que se necesitan planes piloto que permitan llevar a cabo este tipo de proyectos, pero a gran escala, “Se encontró que Penicillum sp., Sporothrix sp. y Rhizopus sp. tenían una mayor capacidad para eliminar los antibióticos en las aguas, por otro lado, se realizó una experimentación parecida con las bacterias, solo cambiaban algunos componentes del medio de cultivo, pero la efectividad encontrada era similar”, concluyó Vargas.

En las aguas de este distrito se hallaron hongos con viabilidad para remover residuos de fármacos y bacterias.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *