En respuesta al llamado de emergencia por el incendio forestal en el municipio de Cucunubá, Cundinamarca, la Fuerza Aeroespacial Colombiana desplegó un helicóptero UH-60 Black Hawk. La aeronave, equipada con el sistema Bambi Bucket, se unió a una fuerza de tarea interinstitucional que incluyó a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Bomberos, Ejército Nacional de Colombia, Ingenieros Militares, Policía, Defensa Civil, Cruz Roja y Administración Municipal.

Durante el primer día de operaciones, se realizaron 21 descargas, utilizando más de 6.000 galones de agua y 20 galones de líquido retardante. Gracias al arduo trabajo de las entidades y el personal involucrado, este esfuerzo conjunto logró controlar el incendio que se originó en la Vereda La Toma, y que estuvo a punto de afectar la Reserva Natural Juaitoque.

El Capitán Álvaro Eduardo Farfán Vargas, Delegado de Bomberos de Cundinamarca, informó que, “aunque el incendio fue controlado, afectó aproximadamente 73 hectáreas de pastizales, rastrojo y bosque nativo en la región. Sin embargo, gracias a la rápida respuesta y la coordinación efectiva entre las instituciones, se evitó que el fuego se propagara a áreas críticas y pobladas, protegiendo tanto la vida silvestre como la seguridad de las comunidades locales”, expresó.

La comunidad se unió en un profundo agradecimiento hacia el esfuerzo interinstitucional que, con su apoyo decisivo y ayuda crucial, fue fundamental para combatir y extinguir el incendio forestal de manera oportuna.

Esta operación destaca el compromiso de la Fuerza Pública y las organizaciones de respuesta ante desastres en la protección del medioambiente y la preservación de los ecosistemas naturales.

 

Acción coordinada y rápida respuesta ante emergencia forestal en este municipio de Cundinamarca.

More in:Cucunubá

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *