BogotáSeguridad

Evite complicaciones: ¿cómo saber si una moto es robada?

El mercado de motocicletas en Colombia ha experimentado un portentoso crecimiento en los últimos meses, haciéndose en una opción de transporte popular debido a su bajo costo, la ausencia de restricciones y el fuerte tráfico en las principales ciudades. Sin embargo, este auge también ha llevado consigo un aumento en el número de motos robadas que luego se venden en el mercado.

Según un informe del diario La República, en el año 2022 se registró una cifra récord de ventas de motos en el país, superando las 68.5000 unidades vendidas durante el año. Esto representa un promedio de 2.200 motos vendidas al día o 90 por hora.

Sin embargo, este floreciente mercado se ve amenazado por la seguridad, porque muchas de estas motocicletas son robadas y posteriormente vendidas a precios considerablemente más bajos, generando un problema para los compradores desprevenidos.

A continuación, presentamos tres métodos clave para determinar si una motocicleta ha sido robada. Es importante recordar que, al descubrir cualquier indicio de robo, se debe contactar de inmediato a las autoridades pertinentes para que investiguen el caso y tomen las medidas correspondientes:

  1. Solicite un informe vehicular en la Secretaría de Tránsito y Transporte de su ciudad. Este documento permitirá verificar si el propietario original ha reportado la moto como robada, solicitando una baja temporal del vehículo. Si se encuentra esta información en el informe, es una clara señal de que la moto puede haber sido objeto de hurto.
  2. Verifique los datos del vehículo en el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT). En este registro se encuentra el código único VIN, que identifica a la motocicleta. El código contiene información sobre el país de fabricación, el fabricante, el tipo de vehículo y el número de serie, entre otros datos. Cualquier discrepancia o anormalidad en estos detalles puede generar sospechas de que la moto ha sido robada. Es importante tener en cuenta que, para acceder a esta verificación, se requiere conocer la placa del vehículo y el número de cédula del propietario registrado.
  3. Preste atención al precio. Este aspecto puede parecer obvio, pero es crucial no dejarse engañar. Cuando alguien intenta vender una motocicleta robada, a menudo la ofrece a un precio significativamente más bajo que el valor de mercado. Si nota que el precio es considerablemente más bajo en comparación con otras motos del mismo modelo, es recomendable investigar y verificar cuidadosamente la información relacionada con esa motocicleta.

Este floreciente mercado se ve amenazado por la seguridad, porque muchas de estas motocicletas son robadas y posteriormente vendidas a precios considerablemente más bajos, generando un problema para los compradores desprevenidos.

More in:Bogotá

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *