ComunidadZipaquirá

En Zipaquirá, hallan sin vida al tatuador profesional Alejandro Pachón con un impacto de bala en la cabeza.

En la noche de este miércoles, 19 de enero, fue encontrado en el lugar en que residía del barrio Villa María, en Zipaquirá, el cadáver de John Alejandro Pachón Huertas, un joven tatuador profesional de 27 años, que realizaba sus labores especialmente en Bogotá, de donde era oriundo.

Pachón Huertas quien vivía solo desde hace varios meses, de un momento a otro dejó de contestar y después sonaba apagado, y hoy no fue a trabajar a Bogotá, motivo que preocupó a su señora madre, quien con uno de sus hermanos se desplazó a este municipio, tenía copia de las llaves e ingresó, observando que en la habitación del tercer piso estaba la luz prendida y la ducha del segundo piso estaba entreabierta. Lo llamó por su nombre y no contestó.

Seguidamente le dijo a su hermano que subiera del patio un trapero porque había agua en el corredor para secar el piso, mientras tanto subió a la habitación del tatuador y lo encontró muerto, en posición dorsal en el piso,  con un impacto de bala en la cabeza, en medio de un charco de sangre que en gran medida estaba coagulándose. Al ver semejante escena, gritó desesperada a lo cual su hermano subió y fue también testigo de este hecho sangriento.

Inmediatamente acudieron algunos vecinos quienes llamaron a las autoridades para informar de este hecho. Llegó la Policía con la Defensa Civil, verificaron el hecho e inmediatamente acordonaron el lugar hasta que llegó la Sijín y CTI quienes se apersonaron de la situación.

Aunque este suceso es materia de investigación, se pudo establecer que fue un asesinato porque no apareció el arma de fuego que lo impactó ni tampoco apareció su celular y, aunque no estaba revolcada la casa, al parecer le extrajeron de uno de los cajones de su cómoda dinero en euros, dólares y moneda colombiana, lugar en el que acostumbraba a guardar, según lo informó uno de sus familiares.

Según algunos cotejos, presuntamente le dispararon casi a quemarropa porque el impacto entró por una de sus mejillas, salió por la parte superior de su cabeza y el proyectil finalmente Salió por la ventana haciendo un agujero en el vidrio.

Se presume que los hechos sucedieron la noche inmediatamente anterior entre las 11:00 y las 2:00 de la mañana, sin embargo, los vecinos no escucharon el disparo que al parecer fue de una pistola.

El occiso era un reconocido tatuador de importante renombre en el medio y había ganado varios premios internacionales en diferentes partes del mundo.

Era un reconocido tatuador de importante renombre en el medio y había ganado varios premios internacionales.

De Interés

Más de: Comunidad

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.