BogotáSalud

Con éxito llegaron las vacunas a zonas rurales de Cundinamarca

El pasado fin de semana llegó el Plan Nacional de Vacunación a las zonas rurales más dispersas y lejanas de Cundinamarca con el fin de atender a los adultos mayores de 80 años, quienes por su avanzada edad o por sus condiciones de salud tienen inconvenientes para llegar a los puntos de inmunización y acceder a los biológicos contra el Covid-19.

En esta jornada, los equipos extramurales de hospitales en los 116 municipios superaron dificultades en las vías, recorrieron grandes distancias y soportaron fuertes lluvias para llegar a las zonas más alejadas del departamento como las veredas Cuatro Caminos, El Entable y La Fría de Útica; Buenos Aires, de La Peña; Patevaca y Llanomateo de Yacopí; zonas rurales de Pandi, Topaipí, Gachalá, Gachetá, Gama, Guasca, Guatavita, Junín, La Calera y Ubalá, donde están identificados adultos.

“Veníamos vacunando de manera intramural, haciendo la vacunación de las personas que estaban en el casco urbano y ya iniciamos el proceso de forma extramural. Hemos aplicado en este momento 87 vacunas para el municipio de Útica y esperamos llegar a la meta que son 240 vacunas”, explicó Julia Isabel Muelle, gerente del Hospital Salazar de Villeta.

- Publicidad -
- Publicidad -

Por su parte, en el municipio de Junín, la ESE Policlínico cumplió la meta de vacunar a los adultos mayores de 80 años, llegando a las zonas más apartadas del municipio, en las veredas Terama, Córdoba y Arenal. “Nos hemos dividido en tres equipos de trabajo que madrugamos a salir, organizando nuestra lista y rutas y ubicando a los adultos mayores en cada una de las veredas de nuestro municipio, en su gran mayoría casa por casa”, dijo Juan Carlos Beltrán, gerente de la ESE Policlínico de Junín.

Asimismo, Ernesto Chitiva de 91 años, vacunado en la vereda Córdoba, dijo “Le pido a mi Dios salud y me dé vida, más de la que me ha dado” y la señora Blanca Leonor Jiménez de 80 años, vacunada en la vereda Terama, afirmó “Está muy bien, de pronto me sirve porque yo me vine de Bogotá por huirle al virus, muy bien que nos vacunen a todos y que no nos mate esa enfermedad”.

Angie Viviana Penagos, vacunadora de la ESE Policlínico de Junín habló sobre el proceso para llegar a la meta de las 249 vacunas: “Iniciamos casa a casa, ya tenemos la segunda entrega de nuestras dosis y estamos llegando a las veredas más lejanas de la población de nuestro municipio”. También dio a conocer cómo ha sido el acompañamiento y desplazamiento para llegar a los sitios más lejanos: “Tenemos el acompañamiento de la Policía, la ambulancia y camioneta con el personal de salud. Caminando muchísimo, gastamos 40 minutos para llegar a la residencia de la señora de 92 años”, puntualizó.

- Publicidad -
- Publicidad -

Finalmente, el secretario departamental de Salud, Gilberto Álvarez Uribe, reconoció la solidaridad y el compromiso y de vacunadores, auxiliares de enfermería, enfermeros, médicos y conductores durante todo el proceso.

El pasado fin de semana llegó el Plan Nacional de Vacunación a las zonas rurales más dispersas y lejanas de Cundinamarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deBogotá

De interés