El pasado fin de semana, que coincidió con la celebración del Día de la Madre, el departamento de Cundinamarca vivió momentos de violencia y consternación. Contrario a lo que debería ser un tiempo de celebración, se registraron incidentes de violencia intrafamiliar y el fallecimiento de dos mujeres. Estos acontecimientos subrayan la persistencia de la violencia, incluso en fechas dedicadas a fortalecer los lazos familiares.

Balance departamental

El Coronel Andrés Serna, Comandante de la Policía de Cundinamarca, informó que, de los 45 detenidos, 40 se capturaron en flagrancia, y 5 fueron detenidas por requerimientos judiciales.

En los operativos realizados se incautaron también doce mil dosis de estupefaciente. Seis armas de fuego sin documentación, tres motocicletas y un vehículo.

El Coronal Serna destacó que en el municipio de Ubaté una persona de 54 años agredió a su pareja sentimental con arma de fuego.

También en el municipio de Fusagasugá se presentó un caso de violencia intrafamiliar en la que una persona de 52 años perdió la vida.

Lea también: La violencia reproductiva es una violencia de género

Femicidios en Soacha y Bogotá

En el municipio de Soacha y en la capital del país, se presentaron, en medio de la celebración de Día de las Madres, dos feminicidios.

La primera víctima fue Ingrit Vanesa Castro, quien luego de ser acosada por su expareja varias veces, luego de su separación fue asesinada.

La otra víctima fue Estefanía Franco Daraviña, habitante del municipio de Soacha, quien en medio de una discusión con su pareja fue herida con arma blanca en el cuello. Aunque el vigilante del conjunto residencial la auxilió, Estefanía murió cuando estaba siendo traslada al Hospital Mario Gaitán.

De los 45 detenidos, 40 se capturaron en flagrancia, y 5 fueron detenidas por requerimientos judiciales.

Más de Bogotá

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *