El hecho se registró en la vereda el Durazno en Cogua (Cundinamarca), ayer, 21 de septiembre, cuando el comandante de la Unipol, Jhon Edwin Vásquez realizaba sus labores de patrullaje en el centro del municipio, recibió la llamada de un residente de esta zona, informándole sobre unos movimientos sospechosos de unas personas que, estaban vestidas de enfermeros.

De acuerdo con el comandante, el ciudadano le explicaba que era un suceso extraño ver a estos sujetos, pues los mismos, recorrían las viviendas realizando encuestas referentes a la salud, y “esas jornadas nunca las habían realizado en el municipio”, le explicó el residente a Vásquez.

De forma inmediata, las autoridades encendieron las alarmas de alerta, pues el denunciante afirmó que estas personas ingresaron a una vivienda a la fuerza, empujando a la mujer quien estaba respondiendo la supuesta encuesta.

- Publicidad -

Cuando las autoridades llegaron a la casa de la víctima, los sujetos ya habían emprendido la huida; los residentes de la zona les indicaron a los uniformados en qué vehículo fueron vistos los presuntos ladrones y es allí donde inicia la búsqueda de los sujetos.

Al recopilar toda la información, la mujer que fue víctima de secuestro simple, explicó que cuatro hombres y una mujer ingresaron a la vivienda, la obligaron a abrir la caja fuerte que permanecía en esa residencia, y los presuntos ladrones se llevaron la sorpresa de que tan solo habían alrededor de $100 mil, pues según testimonios, estos supuestos delincuentes iban a robar este domicilio, porque habían recibido la información de que allí permanecía $1.500 millones.

Sin embargo, pese a que no pudieron lograr su objetivo, estos delincuentes consiguieron robar un televisor, un Xbox, aparatos de sonido y computadores.

- Publicidad -

Finalmente, luego de activar un plan candado entre las jurisdicciones de Cogua, Tausa y Ubaté, se logró la captura de solo dos de ellos. La aprehensión se realizó en la vía que conduce hacia Ubaté (Cundinamarca), seguidamente del Peaje de Casablanca; allí se obtuvo detener el carro, capturando a los implicados y recuperando los elementos hurtados.

La judicialización del caso se realizó en la URI de Ubaté, dejando a los detenidos en disposición de las autoridades competentes para hacerlos responsables de tres delitos: secuestro simple, hurto calificado y concierto para delinquir.

Luego de estos sucesos, la alcaldesa de Cogua, Flor María Murcia, junto al comandante de la Unipol, Jhon Edwin Vásquez y el intendente Willis José Tovío Zambrano, comandante de la Estación de Policía del municipio, hicieron algunas recomendaciones a los coguanos para no confiar fácilmente en desconocidos y a denunciar cualquier tipo de situación que genere sospechas y altere la convivencia.

- Publicidad -

Los detenidos serán procesados por secuestro simple, hurto calificado y concierto para delinquir.

More in:Cogua

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *