BogotáComunidad

Un niño de 12 años murió tras dispararse en la cabeza, al parecer sufría de matoneo por parte de sus compañeros

La víctima de este lamentable caso es un niño de tan solo 12 años de edad, que presuntamente tomó el arma de su padre, quien fue miembro de la Policía Nacional, y se disparó en la cabeza en el barrio Roma en la localidad de Kennedy al suroriente de Bogotá.

Fue su padre que, al llegar a la vivienda, donde también funciona una cigarrería, encontró a su pequeño hijo y al ver que aun tenía signos vitales lo llevó rápidamente al Hospital de Kennedy donde permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos y transcurridas algunas horas falleció por la gravedad de su herida.

Las investigaciones por medio de las autoridades pertinentes no se hicieron esperar y versiones preliminares de los compañeros del niño de 12 años comentan que la víctima les había dicho a sus amigos del colegio que iba a acabar con su vida ya que presuntamente era víctima de matoneo escolar.

Vecinos se unieron en horas de la noche y la madrugada para orar por su pronta recuperación, pero lastimosamente el niño murió en horas de la mañana de este miércoles.

Foto portada: Autoría: Envato Elements.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *