En el Miércoles de Ceniza millones de católicos profesan su fe mediante un acto simbólico que inicia oficialmente la Semana Santa, una conmemoración religiosa que ensalza la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Su origen nace de los 40 días de penitencia, según los ritos romanos, al usar la ceniza para marcar las frentes y cubrir cabezas tiene el sentido de reconocer la mortalidad de las personas que buscan la absolución de los pecados por parte del Todopoderoso.

 

De dónde obtienen esas cenizas:

De acuerdo a las instrucciones del Misal Romano, las cenizas se obtienen típicamente de las palmas Domingo de Ramos correspondiente al año anterior.

Posteriormente, estos ramos son quemados hasta obtener un fino polvo y son mezclados con agua bendita o aceite de crisma para crear una pastilla.

 

Las cenizas se pueden comprar:

La Iglesia permite también que se compren cenizas de proveedores de objetos religiosos.

Por qué las palmas sobrantes del “Domingo de Ramos”:

Hay un significado litúrgico en el uso de las ramas de Domingo de Ramos, en vista de que estas anuncian la Semana Santa, el sufrimiento de la muerte y la resurrección de Cristo.

Una conmemoración religiosa que ensalza la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

 

- Publicidad -

Foto de portada: Feligreses de La Antigua Guatemala asistieron a los distintos templos de la ciudad,
a participar del ritual de -Imposición de Ceniza-, tomada por NELO Mijangos a través de Flickr.

 

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.