JudicialZipaquirá

La Fiscalía confirma la muerte y desaparición de Adriana Pinzón

La Fiscalía General de la Nación, da cárcel a Jhonathan Torres, por presunta implicación en la muerte y desaparición de su cuñada, Adriana Pinzón, ausencia reportada el pasado martes 7 de junio, en Zipaquirá (Cundinamarca).

El material probatorio da cuenta de que Jhonatan Torres Campos habría sido la última persona que vio a la víctima con vida.

El hoy procesado, al parecer, ha entregado versiones contradictorias. Ante los investigadores señaló que, supuestamente, la acompañó a dejar un carro en un concesionario para venderlo. Aseguró que, luego de la entrega, la mujer pidió un vehículo y regresó a su residencia, sin embargo, registros fílmicos indican lo contrario. Videos de cámaras de seguridad del conjunto donde vivía Adriana Pinzón, en el municipio de Zipaquirá (Cundinamarca) dan cuenta de que el hombre ingresó al apartamento sobre el medio día de ese 7 junio. Entre las 6:00 p. m. y las 7:20 p. m., salió dos veces con el carro de Pinzón Castellanos.

Primero, con un morral negro; luego, con bolsas plásticas que cargaba con dificultad y que dejó en el baúl del automóvil. Por otra parte, en la inspección hecha al inmueble de la mujer, los peritos forenses hallaron rastros de sangre en una habitación y en otros puntos, principalmente, en el baño.

El Mecanismo de Búsqueda Urgente (MBU) sigue activo para localizar a Adriana Pinzón Castellanos

Adicionalmente, un conocido de Jonathan Torres Campos, se acercó a las autoridades y reveló que Torres Campos le dio a guardar el maletín, el cual tenía cuchillos con manchas de sangre y documentos de la psicóloga. Las muestras biológicas son valoradas en los laboratorios del CTI.

Con base en estos resultados investigativos, la Fiscalía General de la Nación imputó a Jhonatan Torres Campos los delitos de homicidio agravado y desaparición forzada.

De Interés

Más de: Judicial

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.