Cultura

Jueves Santo: La Última Cena de Jesús

El quinto día de la Semana Santa, tiene eventos de singular importancia según la Biblia: la última cena, la fundación de la eucaristía, el sacerdocio y el lavatorio de pies; acontecimientos que son conmemorados a través de la celebración de los Santos Oficios, recordando la angustia de Jesús en Getsemaní, la oración en el Jardín de los Olivos, la traición de Judas y el arresto de Jesús.

La Última Cena: Este fue el ultimo momento en que Jesucristo se reunió con los doce apóstoles para despedirse de ellos antes de su trágica muerte, también, durante esta cena anunció que uno de ellos lo traicionaría, dando a conocer que era Judas Iscariote. Además, durante esta reunión Jesús realizó un lavatorio de pies a todos sus compañeros, como símbolo de entrega a los demás.

“Sin embargo, el momento más relevante de la Última Cena es donde se realiza la creación de la Eucaristía.

La cena se dividió en ocho partes:

  1. Encendido de las luces de la fiesta:
    Jesús encendía las velas mientras todos permanecían de pie y hacían una oración.
  1. La bendición de la fiesta (Kiddush):
    Se sentaron todos en torno a la mesa y delante de Jesús, había una gran vasija de vino. Luego se sirvió la primera copa de vino, la copa de acción de gracias y todos bebieron de la misma.
  1. La historia de la salida de Egipto (Hagadah):
    Luego tomaron la pieza superior del pan ázimo y lo sostenía en alto.
  2. Oración de acción de gracias por la salida de Egipto:
    Se servían la segunda copa de vino, la copa de ‘Hagadah’. Mientras uno de ellos leyó la salida de Egipto.
  3. La solemne bendición de la comida:
    Todos se sentaron e hicieron la bendición de pan ázimo y las hierbas amargas. Jesús, quien era la autoridad de la cena tomó primero el pan y lo bendijo, después repartió pequeñas porciones a cada uno de sus discípulos. Ellos lo sostenían en sus manos y decían una oración
  1. La cena pascual:
    Se llevaba a cabo la cena.
  1. Bebida de la tercera copa de vino:
    Cuando terminaron la cena, Jesús tomó la mitad grande de la matzá en medio del plato, la partió y la distribuyo a todos los ahí reunidos. Todos sostenían la porción de matzá en sus manos mientras que Jesús decía una oración y luego se lo comían.
  1. Bendición final:
    Llenaron las copas por cuarta vez, esta vez era en conmemoración a la ‘Copa de Melquisedec’. Todos levantaban sus copas en medio de una oración de alabanza a Dios.

Concluyendo la celebración con la antigua bendición del Libro.

“Haced esto en conmemoración mía». Esta última frase es interpretada por la Iglesia como la institución del Orden Sacerdotal, otro de los siete sacramentos.

Así las cosas, la misa concerniente al Jueves Santo. Según lo expuesto por la Agencia de Noticias Católicas (ACIPRENSA), “Esta fecha se debe celebrar lo más solemnemente posible, pero, en los cantos, en el mensaje, en los signos, no debe ser ni tan festiva ni tan jubilosamente explosiva como la Noche de Pascua»

Texto Bíblico referente al ‘Jueves Santo’:

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin.

Durante la Cena, cuando el demonio ya había inspirado a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarlo, sabiendo Jesús que el Padre había puesto todo en sus manos y que él había venido de Dios y volvía a Dios, se levantó de la mesa, se sacó el manto y tomando una toalla se la ató a la cintura. Luego echó agua en un recipiente y empezó a lavar los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía en la cintura.

Cuando se acercó a Simón Pedro, este le dijo: «¿Tú, Señor, ¿me vas a lavar los pies a mí?»

Jesús le respondió: «No puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo comprenderás.»

- Publicidad -

«No, le dijo Pedro, ¡tú jamás me lavarás los pies a mí!»

Jesús le respondió: «Si yo no te lavo, no podrás compartir mi suerte.»

«Entonces, Señor, le dijo Simón Pedro, ¡no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza!»

- Publicidad -

Jesús le dijo: «El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque está completamente limpio. Ustedes también están limpios, aunque no todos.» Él sabía quién lo iba a entregar, y por eso había dicho: «No todos ustedes están limpios.»

Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo: «¿comprenden lo que acabo de hacer con ustedes? Ustedes me llaman Maestro y Señor, y tienen razón, porque lo soy. Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes.»

  • San Juan 13, 1 – 15.

“Sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin.

Foto de portada: Jesus_-_The_Last_Supper Matthew 26:26-28 – The Last Suppe – Publicada por MATEUS27_24&25, a través de Flickr.

- Publicidad -
Extrategia Medios
Equipo de redacción de Extrategia Medios

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %