GenteZipaquirá

José Raúl Garzón: creador de las exquisitas Empanadas y Arepas JR en Zipaquirá

Esta es la historia de José Raúl Garzón, un gran señor, reconocido por ser fundador de uno de los puntos más importantes de comida de la ciudad, Empanadas y Arepas JR, un negocio que lleva más de 37 años brindando delicias culinarias a los zipaquireños. Hoy conoceremos parte de su historia como la fuerza que une familia.

Detrás de su éxito en el sector de las comidas rápidas se encuentra una historia, que solo su familia y amigos cercanos conocen: a sus 27 años se casó con el amor de su vida, Eloísa Castiblanco, quien en ese entonces tenía tan solo 16 años y con quien se fue a vivir a la vereda La Plazuela en el municipio de Cogua.

Gracias a sus buenos desempeños, disciplina y alta responsabilidad en sus labores, la joven pareja fue contratada por el señor José Helidoro Díaz, para el cuidado de su Hacienda en Castilla la Nueva, Bogotá. Espacio que se convertiría en su nuevo hogar. Allí tenía que hacer abonos y fertilizantes para comercializarlos, especialmente entre las haciendas vecinas que lo requerían para realizar mejoras a sus cultivos.

En el taller de Heliodoro, José Raúl le ayudaba a construir carrocerías para una de las empresas más importantes de gaseosas del país, además de aprender sobre la ornamentación. Pero… tiempo después al fallecer el propietario, el taller tuvo que cerrar sus puertas.

Duró un tiempo cesante, sin embargo le surgió la idea de buscar otra fuente de ingreso aprovechando siempre le gustaban los temas relacionados con la cocina, así que junto a su esposa, decidieron emprender un negocio de empanadas y arepas.

Inicialmente comenzaron distribuyéndolas en colegios, después montaron una caseta donde junto a las empanadas y arepas vendían empanadas, fritanga, dulces y otros productos; desde ese momento todo comenzó a mejorar y darle buenos resultados por la calidad y marcada diferencia con negocios similares, tanto así que patrocinó equipos de microfútbol, siendo una de las pasiones que tenía, aunque uy poco practicó este deporte. Prefería desplazarse a pie o en bicicleta cuando tenía que hacer algunas diligencias en Zipaquirá o en su natal Cogua.

Más adelante la familia Garzón Castiblanco decidió volver a Cogua, en donde se reencontraría con el resto de su familia. Al llegar al municipio montó su taller de ornamentación en donde elaboraba pupitres, ventanas y puertas, mientras su esposa Eloísa, se dedicaba al negocio de las empanadas.

Con el tiempo José Raúl, tuvo problemas en su columna que lo obligó a dejar su taller y fue en ese momento, que junto a su esposa e hijos se dedicaron a innovar aún más en el negocio de las arepas y empanadas al 100%, creando oficialmente en 1.985 la hoy reconocida marca y empresa familiar: “Empanadas y Arepas JR”.

El negocio familiar tuvo que expandirse en diferentes locales y cafeterías, les hacían varios pedidos, a tal punto que se vieron en la necesidad de montar un amplio local en Zipaquirá para las personas que lo buscaban para poder degustar sus productos que ya eran muy reconocidos en la región.

Tuvo la suerte de que uno de sus familiares que veían en ellos un fabuloso emprendimiento le cediera un local que tenía en la carrera 10 en el barrio La Esmeralda de la Capital Salinera de Colombia, quienes muy animados y motivados (José Raúl y su esposa Eloísa) tomaran este espacio, y aprovechando sus conocimientos en ornamentación, con sus propias manos hizo la estantería del negocio.

Gracias a su trabajo y dedicación, la familia Garzón Castiblanco logró salir adelante, brindando un mejor futuro para todos sus hijos, quienes gracias a ese esfuerzo son profesionales en diferentes carreras, alcanzaron sus viviendas y muchos sueños más.

El mundo de la política fue una de sus frustraciones: En dos ocasiones quiso ser el presidente de la Junta de Acción Comunal de la Esmeralda, pero no lo logró, una de las frases que más recuerda su esposa es: “Aunque no alcance esa posibilidad, igual, los voy a seguir molestando para que trabajemos por el bien de todos, y yo a la comunidad siempre le estaré sirviendo”. Así lo hizo durante muchos años.

- Publicidad -

Era una persona que no soportaba ni permitía las injusticias, le gustaba estudiar desde su condición la Constitución Política, el Código de Policía, el Código del Comercio, y cuanto libro le sirviera para adquirir conocimientos y ayudar a defender los derechos humanos de quienes no sabían cómo ni tenían la posibilidad de la ayuda jurídica de algún abogado. Pronto adquirió un computador portátil, comenzó a escribir varias cartas de petición y denuncias que aquejaban al barrio donde vivía, logrando respuestas positivas que beneficiaron a la comunidad del sector, especialmente.

Fue uno de los principales opositores frente a la obra que se realizó en la plaza de la esmeralda, él decía que ese debería ser un espacio para los niños, con canchas de fútbol y basquetbol, no solamente un parque.

Sin duda, José Raúl Garzón siempre será recordado como una persona trabajadora que cumplió su sueño de contar con una familia unida en todo momento y de ayudar a personas vulnerables que siempre encontraban en él un gran amigo y un especial servidor sin intereses particulares.

- Publicidad -

Después de la partida de José Raúl su familia recibió unas fotografías por parte de director de Extrategia Medios, Luis Alfonso Martínez, fotografías que fueron tomada en el Parque de la Floresta quince días antes de su fallecimiento. A la fecha se encuentra expuesta con mucho cariño en la entrada del negocio y cada uno de sus hijos tienen una copia en su hogar.

José Raúl Garzón, nació el 1 de octubre de 1948 en Cogua y falleció el 22 de agosto de 2013 en Bogotá, debido a un cáncer linfático, dejando un gran legado de servicio y trabajo a sus cinco hijos: Anselmo, Alejandro, Johana, Angélica, y Leonardo, lo mismo un especial amor a su querida esposa la señora Eloísa.

Su familia sigue trabajando y engrandeciendo el negocio fundado por él: “Empanadas y Arepas JR”. Siempre frescas, siempre deliciosas.

- Publicidad -

Empanadas y Arepas JR hoy cuenta con tres puntos de venta y distribución en Zipaquirá:  Carrera 9 No 13-41 – Carrera 10 No. 10 -51 en la Esmeralda, y en la Calle 8 No. 6-18 La Floresta Zipaquirá. Teléfono: 8878232.

Siempre será recordado como una persona trabajadora que ayudó a personas vulnerables que siempre encontraban en él un gran amigo y un especial servidor.

Foto portada: José Raúl Garzón. Foto de Extrategia Medios.

De Interés

Más de: Gente

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.