CulturaGachancipá

Gachancipá: una ventana a las estrellas

Observar cuidadosamente el firmamento, descubrir el lenguaje de las estrellas, dejarse impresionar por la magnificencia del universo, no es labor exclusiva de astrónomos o afición de uno que otro enamorado que se deja cautivar por el romanticismo que este espectáculo pueda producir, pretendiendo incluso regalarle la luna o las estrellas a su ser amado. La astronomía fue sin duda fue el arte más arraigado en la cultura indígena presente en nuestros territorios muiscas, la cual interesó poderosamente a nuestros ancestros, quienes tenían los pies en la tierra y la mirada en el cielo.

El municipio de Gachancipá, en Sabana Centro, ha guardado una estrecha relación no sólo con la tradición muisca, sino con este fascinante oficio de escudriñar los misterios del firmamento, no en vano ostenta el título de “Cuna de la Astronomía”. Por esta razón, el próximo domingo 12 de diciembre, tendrá lugar en esta población cundinamarquesa, el IX Festival de Astronomía, denominado “Encuentro: nuestros orígenes muiscas”. En esta interesante cita con los astros, participarán además los resguardos de Cota, Chía y Sesquilé, que son los tres cabildos indígenas que hacen presencia en Sabana Centro.

Fotografía: Alcaldía de Gachancipá. Amantes de la astronomía, podrán disfrutar de observación de astros, charlas y muchas cosas más, de manera gratuita y segura.

La programación se desarrollará en el parque principal a partir de las 9:30 de la mañana y contempla actividades como relatos del amanecer muisca, ritual del saludo a los elementos, limpieza espiritual, ofrenda de chicha, ofrenda de productos de Gachancipá como la papa, quinua, hortalizas, fresa. También el trazado de calendario muisca, interpretación de lengua muisca, círculos de la palabra, tejido muisca, exhibición de astrofotografía, taller de cohetería entre otras.

La astronomía fue uno de los artes más arraigados en la cultura indígena muisca presente en nuestros territorios muiscas, que interesó poderosamente a nuestros ancestros, quienes tenían los pies en la tierra y la mirada en el cielo.

Para quienes se apasionan con la observación de los astros, podrán encontrar telescopios y expertos que guiarán este ejercicio durante todo el día y parte de la noche. En la Casa de la Cultura, se adecuará un espacio a manera de planetario, que servirá para entender la composición de nuestro espacio sideral. Todas estas actividades son gratuitas y tendrán en cuenta los debidos protocolos de bioseguridad.


Un interesante dato histórico da cuenta de la actividad astronómica de este territorio, relacionada con la agricultura y la medicina. A comienzos del siglo XIX los indígenas le habrían obsequiado al padre José Domingo Duquesne de la Madrid, evangelizador de Gachancipá un calendario muisca que cuidaban celosamente y el religioso años más tarde lo regaló a su vez a Alexander Von Humboldt quien finalmente lo llevó para Londres, donde actualmente se encuentra.

Como valor agregado, quienes acudan a observar la luna y las estrellas, podrán deleitarse con la bella iluminación navideña que adorna a la hermosa cuna de la astronomía, dispuesta por la Alcaldía de Gachancipá como un atractivo turístico más de la tranquila y siempre amable “alfarería del Zipa”.

 

 

De Interés

Más de: Cultura

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.