ChíaDesarrollo

El POT de Chía sigue en el limbo jurídico: Alcalde propone mesa de concertación

En el marco de la construcción del Plan de Desarrollo, se celebró la mesa de Plan de Ordenamiento Territorial (POT), en la que participaron el alcalde Leonardo Donoso Ruiz, los secretarios de despacho, asesores, veedores ciudadanos, concejales, ambientalistas, constructores y expertos en manejo de hábitat y ordenamiento territorial. Tras una discusión técnica y política, se acordó acompañar al alcalde Donoso Ruiz para definir un plan concertado que privilegie el futuro del municipio, el espacio público y el medio ambiente.

Cinco años sin una decisión sobre la demanda al POT de 2016 (Acuerdo 100)

El alcalde considera que el POT debe ser la guía para los próximos años, pero reconoce que el mayor obstáculo es el limbo jurídico en el que se encuentra el ordenamiento territorial del municipio. Desde abril de 2024 se cumplen 5 años sin una decisión de primera instancia sobre la demanda al POT de 2016, conocida como el Acuerdo 100.

La demanda del Acuerdo 100 resultó en una orden judicial de congelar sus efectos sobre el municipio, lo que dejó en vigencia el POT del año 2000. Esta situación ha tenido consecuencias perjudiciales, ya que el plan ha permanecido desactualizado durante 24 años, lo que afecta no solo al ordenamiento territorial, sino también a las condiciones socioeconómicas, al catastro municipal y a las disposiciones de espacio público frente al crecimiento demográfico acelerado.

Acuerdo Conjunto

Tras un conflicto entre veedores y ambientalistas, opuestos a las posturas del alcalde Leonardo Donoso, se acordó sentar a todas las partes involucradas para construir un nuevo acuerdo conjunto que establezca una nueva hoja de ruta. Este nuevo acuerdo priorizará el espacio público, el medio ambiente y la limitación de las zonas de expansión.

En vista del panorama actual del proceso, el demandante del Acuerdo 100 y las fuerzas que lo acompañaron decidieron que lo mejor para el municipio es buscar soluciones urgentes ante la demora de la justicia en tomar una decisión de fondo.

Desafíos Legales

El alcalde Donoso describe tres escenarios actuales con respecto al Acuerdo 100. En el primer escenario, si el juez ratifica la suspensión del Acuerdo, el municipio deberá apelar obligatoriamente a una segunda instancia, prolongando así el limbo jurídico inevitablemente. En el segundo escenario, si el juez legaliza el Acuerdo 100, esto provocaría una apelación a segunda instancia por parte del demandante, postergando la situación adversa que enfrenta actualmente el municipio. El tercer escenario implica una demora continua en la toma de una decisión de fondo, lo que ocasionaría retrasos similares a los que ha experimentado Chía durante más de 24 años.

Los tres escenarios descritos tienen un agravante: la Corporación Autónoma Regional (CAR) ha expresado que no permitirá que Chía concierte un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) hasta que la justicia tome una decisión de fondo, dejando así el futuro de más de 200.000 habitantes en manos del sistema judicial.

Nuevo Rumbo y Proceso

Este nuevo rumbo ha establecido un camino determinado por la confianza mutua de los involucrados y la ponderación del interés común sobre cualquier pretensión económica de los constructores y otros actores empresariales y políticos.

En principio, el Concejo Municipal de Chía deberá presentar un acto jurídico que derogue el Acuerdo 100 en el ordenamiento jurídico interno. Posteriormente, si el fallo ratifica la suspensión, el municipio no apelaría y podría proponer otro POT con nuevos lineamientos acordes a la situación actual de Chía. Por último, si la justicia declara favorable el Acuerdo 100, el demandante no apelaría y se podrían realizar modificaciones al acuerdo que en algún momento motivaron la demanda actual.

Se prevé que las modificaciones se acuerden mediante consenso en una mesa de trabajo, en la que participarán veedores ciudadanos, concejales, ambientalistas, constructores, expertos y representantes de la Administración Municipal. Esta mesa incluirá a las fuerzas políticas lideradas por el demandante del Acuerdo 100, José Antonio Parrado, al propietario de los lotes en disputa alrededor de la Troncal de Los Andes, Mauricio Mustafá, y a los ambientalistas que abogaron por la suspensión de la troncal y se opusieron al mencionado Acuerdo 100.

Composición de la Mesa de Trabajo

La mesa estará compuesta de la siguiente manera: representantes del municipio, incluyendo la Oficina de Defensa Judicial y el director de la Oficina de Ordenamiento Territorial; un delegado del Consejo Territorial de Planeación; José Antonio Parrado en calidad de demandante del Plan de Ordenamiento Territorial (POT); un representante de las veedurías ciudadanas; un representante del Concejo Municipal, con la solicitud de la participación del concejal Edwin Fuentes, quien representa la segunda mayor votación en la oposición.

Además, se ha solicitado la participación del personero municipal como representante del Ministerio Público, así como la presencia del señor Mauricio Mustafá. También se contará con un delegado de las asociaciones de vivienda, de las inmobiliarias y, finalmente, un representante de las Juntas de Acción Comunal.

Participación de la Sociedad Civil

El alcalde Donoso Ruiz ha expresado su intención de otorgar plena participación a la sociedad civil, optando por no participar directamente él en la mesa. «Es la mejor oportunidad para lograr una amplia y ciudadana concertación en beneficio de nuestro municipio», concluyó.

La Corporación Autónoma Regional (CAR) condiciona el nuevo POT de Chía a una decisión judicial de fondo.

Foto portada: Imagen de referencia del alcalde de Chía, Leonardo Donoso Ruiz.

More in:Chía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *