ComunidadUbaté

Crean veeduría en Ubaté para monitorear la construcción de la doble calzada a Zipaquirá

El 3 de abril de 2021, el Ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS) anunciaron que el Consorcio Vial MHC 063, conformado por MHC Ingeniería y Construcciones de Obras Civiles y Mario Alberto Huertas Cotes, se encargaría de construir la doble calzada Ubaté – Zipaquirá. Sin embargo, han pasado más de dos años desde la adjudicación del contrato para la construcción de la doble calzada entre el peaje de Casablanca y Ubaté, y hasta el momento la ciudadanía no ha observado avances significativos en la vía.

Ante esta situación, un grupo de expersoneros de la región del Valle de Ubaté ha decidido tomar acción y formar una veeduría ciudadana para supervisar el contrato de construcción de la obra. Yuber Yesid Cárdenas Pulido, expersonero de Ubaté, proporcionó detalles al medio de comunicación La Villa sobre la conformación de esta veeduría y su objetivo de analizar de cerca el proyecto de la segunda calzada entre Zipaquirá, Ubaté y Chiquinquirá.

La veeduría ciudadana está integrada por los expersoneros de Simijaca, Luz Dary Castañeda; de Fúquene y Sutatausa, Jairo Augusto Alfonso Turmequé; y de Ubaté, Daniel Alberto Sánchez, junto con Yuber Yesid Cárdenas Pulido. Según Cárdenas Pulido, la iniciativa busca involucrar a todos los ciudadanos que utilizan diariamente este corredor vial y que sufren las condiciones precarias en las que se encuentra. El alto índice de accidentes registrado en la zona hace que este tema sea de gran importancia para la comunidad.

En cuanto a la ejecución de la obra, los miembros de la veeduría han solicitado información sobre el estado del proyecto a través del Congreso de la República. Hasta el mes de marzo de este año, se había ejecutado aproximadamente el 30% de la variante de la segunda calzada entre Ubaté y Zipaquirá, lo que equivale a un gasto de más de $115 mil millones. Pero, preocupa que, hasta ese momento, no se hubiese aprobado la segunda fase del contrato, que corresponde a 23 kilómetros desde el peaje de Casa Blanca hacia Ubaté.

El objetivo principal de la veeduría ciudadana es ser propositiva y no obstaculizar el avance de la obra. Buscan acompañar de cerca el cronograma y otros aspectos de la ejecución. En primer lugar, desean que el trazado de los 23 kilómetros desde el peaje de Casa Blanca hacia Ubaté sea aprobado y socializado con la comunidad. También solicitan que se inicie el proceso de gestión predial y que, para diciembre de este año, se informe a los ciudadanos sobre la extensión y la fecha de finalización definitiva de la doble calzada.

Cabe destacar que el Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno actual contempla la construcción de la doble calzada Zipaquirá-Barbosa dentro del Plan Plurianual de Inversiones. Por lo tanto, es fundamental que todos los ciudadanos se involucren y trabajen juntos para que el Gobierno Nacional priorice la inversión en este importante corredor vial de alcance nacional.

El objetivo principal de la veeduría ciudadana es ser propositiva y no obstaculizar el avance de la obra.

Foto portada: Imagen de referencia. Tomada de INVÍAS.

Más de Comunidad

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %