Los elementos de prueba presentados por la Fiscalía General de la Nación fueron determinantes para que un juez de conocimiento condenara a 28 años de prisión a Jhonatan Torres Campos quien aceptó voluntariamente haber asesinado a su cuñada, la psicóloga Adriana Pinzón Castellanos.

La contundencia de las evidencias presentadas por una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, lograron demostrar la participación intelectual y material de Torres Campos en el homicidio.

Además de la pena de prisión impuesta, el condenado deberá cancelar una multa de 799.998 salarios mínimos legales vigentes; además de afrontar una inhabilidad por 18 años para ejercer derechos y funciones públicas.

Desde el momento en el que se conoció la desaparición de la psicóloga Adriana Pinzón, el pasado 7 de junio en Zipaquirá (Cundinamarca), la Fiscalía activó el Mecanismo de Búsqueda Urgente (MBU); y a través de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, puso en marcha un plan metodológico que permitió esclarecer el crimen.

Esta decisión es de primera instancia y contra la misma proceden los recursos de ley.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.