- Publicidad -
BogotáCultura

16 de julio en Colombia: Virgen del Carmen, patrona de los conductores

La historia cuenta que el para el año 1200, un grupo de creyentes inspirados en la devoción que practicaba el profeta Elías, se retiraron a vivir un tiempo en el templo del Monte Carmelo, ubicado en una cordillera de Israel sobre el mar Mediterráneo, formando así la Orden de Nuestra Señora del Carmen.

“El templo empezó a ser visto como un faro por los marinos, como su estrella de luz, y por eso se le conoce como la ‘la estrella de los mares’, desde ahí mismo se le conoce como patrona de los transportadores”, cuenta fray Alejandro Tobón, integrante de la Orden de los Carmelitas Descalzos (OCD).

De acuerdo con la tradición, años después, precisamente el 16 de julio de 1512, la imagen de la Virgen del Carmen brotó ante los ojos de San Simón de Stock, superior general de la Orden de Nuestra Señora del Carmen, «le dijo que quien llevara el santo escapulario lo protegería en esta vida, en el momento de la muerte y después de la muerte”, narró fray Tobón.

En Colombia, es una de las principales advocaciones del país, instituciones como la Policía y el Ejército Nacional, ven en ella una figura de celebración religiosa. También, los marineros y de los conductores.

El 16 de julio, es una de las principales fechas en su honor, “Hay un amor muy grande por la Virgen del Carmen en Boyacá, en Bolívar, en Cundinamarca, en todos los departamentos en general, porque nuestra señora simboliza una madre y protectora que guía a la familia y acompaña a los transportadores”, concluyó Tobón.

Imagen de la Virgen del Carmen, autoría de: Fray Gabox Finol en Cathopic.

Oración a la Virgen del Carmen:

¡Oh Virgen Santísima Inmaculada, belleza y esplendor del Carmen!
Vos, que miráis con ojos de particular bondad al que viste vuestro bendito Escapulario, miradme benignamente y cubridme con el manto de vuestra maternal protección. Fortaleced mi flaqueza con vuestro poder, iluminad las tinieblas de mi entendimiento con vuestra sabiduría,
aumentad en mí la fe, la esperanza y la caridad.
Adornad mi alma con tales gracias y virtudes que sea siempre amada de vuestro divino Hijo y de Vos.
Asistidme en vida, consoladme cuando muera con vuestra amabilísima presencia, y presentadme a la augustísima Trinidad como hijo y siervo devoto vuestro, para alabaros eternamente y bendeciros en el Paraíso.

Amén.

 

el 16 de julio de 1512, la imagen de la Virgen del Carmen brotó ante los ojos de San Simón de Stock.

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %