Desarrollo

‘100 y más advertencias para una exitosa Administración Territorial’ en Cundinamarca


MOSQUERA, CUNDINAMARCA.


- Publicidad -

“Este es un evento muy importante por muchas razones, pero la más significativa es socializar con ustedes, que están empezando en sus funciones, las conductas en las que más incurrieron sus antecesores. De ahí la denominación advertencias. Es mejor prevenir que curar, como decían nuestras abuelas”, manifestó en el inicio de su intervención el procurador Alejandro Ordóñez Maldonado.

Hoy, en Mosquera, Cundinamarca, frente a más de 700 funcionarios públicos departamentales y locales (gobernadores, alcaldes, concejales, diputados personeros y demás autoridades del orden territorial y administrativo), el procurador general de la Nación, Ordóñez Maldonado, presentó la cartilla “100 y más advertencias para una exitosa administración territorial”.

- Publicidad -

“En los siete años y medio que tengo como procurador hemos sancionado a 1.504 alcaldes, 1.048 concejales, 82 diputados, 22 gobernadores, sanciones debidas al desconocimiento de las normas. Cerca del 45 % es por ignorar la normatividad y un 55 % por corrupción. ¿Qué hacer desde la perspectiva preventiva? Cuando vimos la avalancha de sanciones, se convirtió en un menester la reducción de los riesgos”, con esa idea en mente fue que nació el plan para hacer las advertencias a los nuevos funcionarios públicos que empiezan con sus administraciones.

 “Me ha tocado soportar la crítica de ¿por qué se mete en todo’. Quien me dice eso ignora nuestro ordenamiento jurídico. Dentro de la Procuraduría General de la Nación, PGN, como órgano de control, nos corresponde cumplir la función preventiva. No es un capricho mío, es una orden constitucional. Lo que pasa es que a algunos no les gusta el control, pero les digo: ‘de malas’”, apuntó el jefe del Ministerio Público, explicando la importancia de este tipo de eventos y capacitaciones para una mejor gestión pública de las autoridades.

Los asistentes siguieron de cerca la presentación del procurador, que constantemente hizo énfasis en que prefiere prevenir y advertir sobre algún riesgo, antes que sancionar a algún funcionario.

- Publicidad -

 

“Me ha tocado soportar la crítica de ¿por qué se mete en todo’. Quien me dice eso ignora nuestro ordenamiento jurídico. Dentro de la Procuraduría General de la Nación, PGN, como órgano de control, nos corresponde cumplir la función preventiva. No es un capricho mío, es una orden constitucional”.

 

“Históricamente a la PGN se le ha identificado por la función disciplinaria, que es importante, pero es la última razón. En el ejercicio de una función pública que cada vez se convierte más dispendiosa, por una maraña normativa, se ejerce la función sin conocer la norma, tomando decisiones con normas derogadas. La gerencia pública territorial se ha convertido una actividad peligrosa”, indicó.

- Publicidad -

Asimismo, recordó que la Procuraduría es un aliado preventivo para los funcionarios públicos: “Cuando llamamos a los alcaldes no siempre es para notificarles pliegos de cargos, nos corresponde hacer advertencias para lograr la protección de los derechos ciudadanos. Cuando se diseña una política pública se puede evitar cometer algún error que afecte a la comunidad, que tiene el derecho a ser bien gobernada y nosotros, los servidores públicos, tenemos el deber de gobernar bien”. 

 

Corrupción y credibilidad institucional

- Publicidad -

“La credibilidad de las instituciones disminuye, el ciudadano está insatisfecho. Ya nadie cumple con sus deberes cívicos gratuitamente, pues se percibe que el que va a ejercer lo hará para su ejercicio particular”, advirtió el procurador sobre el desgaste que generan los errores administrativos y la corrupción.

“No puedo convertir mi capricho en fallo administrativo. Para eso existen los controles de legalidad. A ustedes les corresponde tomar decisiones. El funcionario público debe tener enemigos, porque cuando ustedes elaboran políticas públicas deben privilegiar a la comunidad y cumplir sus programas de gobierno y con ello terminan afectando intereses privados.

Encendió las alarmas sobre la evolución la de corrupción: “los altos costos de las campañas electorales terminan afectando el presupuesto. ‘Financiemos hoy para mañana ser contratados’. Esto termina saliendo del erario público, y con una simple modificación la deuda queda pagada. O con la adjudicación de los contratos de proveedores de hospitales, o con los nombramientos en las secretarías públicas. Estos temas pesan mucho en la credibilidad de nuestras instituciones”.

- Publicidad -

También se expuso sobre la “capacidad extorsiva” que se presenta entre los concejales y alcaldes cuando discuten la contratación y el presupuesto para los periodos, recordando que se han sancionado a más de 200 funcionarios públicos por esta desnaturalización de las funciones. 

 

Seguridad ciudadana

- Publicidad -

“No hay excusa para que un colombiano viva en la calle. Ese espacio que es un bien público debemos recuperarla y debemos responder como Estado para ayudar a las personas que han llegado a esta situación”, aseguró Carlos Augusto Mesa, procurador delegado para la Descentralización y Entidades Territoriales.

 “Las sentencias judiciales han terminado legalizando de facto el microtráfico. La decisión del Gobierno Nacional de suspender fumigaciones y la erradicación manual nos termina invadiendo de coca, esa ha sido otra de las concesiones que ha hecho el Gobierno a las FARC”, aseveró el procurador Ordóñez Maldonado sobre el tema de seguridad ciudadana, uno de los puntos más álgidos para la sociedad colombiana. 

“No nos digamos mentiras, se legaliza el cultivo, se prohíbe el tráfico, pero en la práctica se legaliza la distribución, y esto ha impactado en la subida de la inseguridad ciudadana. Si hay más droga en las calles hay más dinero para las redes, para las Bacrim, las FARC, el ELN. Hay más delitos, la gente de bien tiene pavor de la calle”, añadió. 

- Publicidad -

 

“La decisión del Gobierno Nacional de suspender fumigaciones y la erradicación manual nos termina invadiendo de coca, esa ha sido otra de las concesiones que ha hecho el Gobierno a las FARC”: Procurador.

 

“Hoy en día los delincuentes no le temen a la autoridad por la flexibilidad normativa y judicial, cuando debería ser a la inversa. Debemos devolverle la confianza a la gente de bien y que el criminal le tenga temor a la autoridad. Estamos en un fenómeno de intensificación del microtráfico. Desde la época de Pablo Escobar no existía el plan pistola, han matado policías en la última semana, hoy mismo hay un paro armado. Los narcotraficantes se han fortalecido porque se ha desmontado toda la política de erradicación y fumigación”, finalizó sobre la seguridad.

- Publicidad -

 

Conclusiones

Respecto a  la planeación de los municipios, aconsejó: “Falte a los compromisos que tengan con sus financiadores. Incúmplalos, no se deben tener obligaciones en la ilegalidad, hagan conejo a las promesas de cambiar un artículo en el Plan de Ordenamiento Territorial”, en procura del bien común.

“No todos los municipios tienen cuerpo de bomberos, creados para salvar vidas. La meta es que para final del 2016 todo el territorio nacional los tenga. Algunos recursos bomberiles no eran suficientes, otros eran usados en otros aspectos, pero esto es prohibido”, recordó Carlos Augusto Mesa sobre otro punto clave para los municipios con menos recursos del país.

 “Espero y les pido que sea de utilidad y que está intervención les haya ayudado a despejar dudas”, concluyó el procurador general, antes de dar paso a las intervenciones de los asistentes.

Junto al jefe del Ministerio Público, presidieron la mesa del evento el procurador delegado para la Descentralización y Entidades Territoriales, Carlos Augusto Mesa Díaz; el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel; el contralor del departamento, Ricardo López Arévalo; el defensor del Pueblo regional, Andrés Orlando Peña Andrade; Raúl Emilio Casallas Rodríguez, alcalde de Mosquera; y el comandante de la policía departamental, coronel José Miguel Correa Hernández

“La función preventiva consiste en llegar antes que el funcionario cometa un error, advertirle de su error. Cuando sanciona uno llega a ‘recoger el muerto’, el derecho de un ciudadano fue violentado. Debemos llegar antes de quebrantarse la ley; tener indicadores, rastros para saber qué está pasando; tener a un Estado más estructurado. Esa es la función preventiva de la Procuraduría”, comentó el procurador delegado.

El evento, llevado a cabo en el en el Auditorio del Parque Cultural San Juan Bosco de Mosquera, contó con la presencia de alcaldes, personeros, concejales, diputados, contralores, procuradores regionales y provinciales y demás autoridades del orden territorial y administrativo. 

  • “Celebro estos espacios para una efectiva gestión pública, pues como dice el señor procurador, ‘es mejor prevenir que lamentar’”, comentó el gobernador Cundinamarca en su intervención. 
  • El alcalde de Mosquera resaltó la importancia de eventos como éste para justamente prevenir una posible mala gestión pública, bien sea a nivel departamental o municipal.
  • “Estas advertencias son aplicables a todos los funcionarios públicos”, finalizó el contralor departamental.

 

“La función preventiva consiste en llegar antes que el funcionario cometa un error, advertirle de su error. Cuando sanciona uno llega a ‘recoger el muerto’, el derecho de un ciudadano fue violentado. Debemos llegar antes de quebrantarse la ley”: Ordóñez Maldonado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deDesarrollo

De interés