Las vocaciones en muchas ocasiones son hereditarias, en el caso de Luz María Rodríguez, desde que tiene uso de razón veía en su abuelo Moisés (quien había hecho parte de los telares muiscas) y en su madre María Antonia (una apasionada por el hilado) el camino correcto para hacer de los tejidos un estilo de vida; y una voz política, económica y social. Así lo dispuso cuando tenía 15 años, y a través de un proyecto de responsabilidad social con la Corporación Autónoma Regional (CAR) recorrió varias veredas de Ubaté (Cundinamarca), para capacitar a varias personas en el oficio del arte textil.

Tiempo después se trasladó al casco urbano del municipio de Sutatausa (Cundinamarca) para dar inicio formal a su vida adulta, y en la búsqueda de un sustento que le permitiera solventar todos sus gastos, relató para Extrategia Medios: “Pensé: ¡Aquí va a ser mi liderazgo en todo el tema del tejido!, y seguí así, a través de la Casa de la Cultura y otras entidades regionales empecé a ser la instructora y eso me dio para enseñar a mucha gente en la región. También empecé a darme cuenta de diferentes necesidades, una de ellas, era que, muchos tejíamos muchas cosas, pero no había la posibilidad de venderlas, entonces me postulé a un proyecto del ‘Crea’ que hoy se llama el ‘Sí Puedo’ de la Gobernación, uno de mis retos era buscar el cómo vender, cómo buscar estrategias de venta y organicé como una feria que se llamó ‘Tejido Al Parque’, donde llegó mucha gente» y allí Luz María Rodríguez siguió gestando esta idea con muchas de sus amigades, hasta llegar a lo que en la actualidad se conoce como ‘Tejilarte’.

Tejo mi vida y mi comunidad, convirtiendo mi casa y el taller en un espacio sagrado”

-Luz María Rodríguez.

Lea también: Sutatausa realizará el V Festival Artesanal Tejilarte “El Origen”, los días 27 y 28 de agosto

Empezar el camino no fue fácil, Luz María dice que ‘nadie daba un peso por este proyecto’, mientras el mundo seguía su curso, ella y sus amigas (con bastante optimismo) en la sala de su casa “tardeaban” en compañía de un chocolate con papa salada, buscaban el apoyo que con esfuerzo le brindaron empresas mineras, importantes universidades a través de la investigación, entes gubernamentales, para este festival que promueve la conservación de estos saberes y de la cultura artesanal tradicional con concurso de hilanderas, muestra de esquilado, diseño empírico, estaciones del oficio artesanal, museo del tejido, tejiendo al parque, el tradicional desfile artesanal, conversatorios y el telar del cuento.

Y es que precisamente la esencia de ‘Tejilarte’ es la misión de Luz María Rodríguez en el mundo, diseñar productos en lana que ofrezcan comunidad y estilo desde una filosofía que rescate la cultura del tejido que por años se ha escrito en el municipio de Sutatausa y de la región del Valle de Ubaté, y, además, desde una gestión social capacitar a mujeres, niñas, niños y jóvenes, para que igual que ella mejoren su calidad de vida a través de la pureza de la lana.

Luz María, además de ser promotora del Festival Artesanal TEJILARTE – Sutatausa y una reconocida como artesana líder de la provincia del Valle de Ubaté, también es la fundadora de Tejidos Luz María una empresa centrada en el posicionamiento de la moda viva, tanto así conoció al diseñador Juan Pablo Socarrás y junto con él contó su historia en Colombiamoda 2022, un relato que demuestra que muchas personas a través de oficios autóctonos promocionan la riqueza cultural de las regiones.

Hacer de los tejidos un estilo de vida; y una voz política, económica y social.

Foto portada y otras: ‘La Profe’ Luz María Rodríguez. Tomadas de su perfil en Instagram.

De Interés

Más de: Mujeres

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.