CulturaNueva York (EEUU)

La sabiduría indígena: clave para abordar la triple crisis planetaria y construir un futuro sostenible

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, instó enérgicamente a acabar con la discriminación y exclusión sistemáticas que enfrentan las comunidades aborígenes en todo el mundo. Durante una sesión del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Türk resaltó la importancia de proteger sus derechos fundamentales y amplificar sus voces, reconociéndolos como una parte esencial del trabajo en materia de derechos humanos.

En su visita a Colombia, Ecuador, Venezuela y Kenya a principios de este año, Türk se reunió con representantes de comunidades originarias y pudo constatar el impacto negativo de las industrias extractivas en su entorno y derechos. También observó la desposesión de sus tierras ancestrales y la militarización de sus territorios, lo cual ha generado graves consecuencias para estas comunidades.

Según datos de las Naciones Unidas, se estima que hay 476 millones de personas pertenecientes a pueblos originarios en todo el mundo, representando el 6,2% de la población global. Sin embargo, a pesar de su tamaño demográfico, la discriminación, exclusión, despojo y explotación han llevado a que constituyan el 18,2% de los pobres a nivel mundial, según la Organización Internacional del Trabajo.

Türk subrayó la admirable dignidad y capacidad de recuperación de los pueblos indígenas, quienes han sobrevivido y prosperado a pesar de las adversidades. Destacó la importancia del conocimiento ancestral transmitido de generación en generación y afirmó que este conocimiento posee valiosas lecciones para enfrentar los desafíos y riesgos de la era moderna.

Asimismo, el Alto Comisionado resaltó el papel crucial de las mujeres indígenas como portadoras de sabiduría y transmisoras de conocimientos en sus comunidades y en la preservación de su cultura.

En cuanto al cambio climático, Türk señaló que los pueblos indígenas son especialmente vulnerables debido a su estrecha relación con la tierra y sus recursos. Los efectos del cambio climático, como condiciones meteorológicas extremas, pérdida de biodiversidad y agotamiento de los recursos naturales, afectan de manera desproporcionada a estas comunidades.

A pesar de esto, Türk destacó que los pueblos indígenas pueden desempeñar un papel fundamental en la búsqueda de soluciones para remediar los daños causados por la crisis planetaria, gracias a su conocimiento y vínculo con el medio ambiente.

El Alto Comisionado hizo un llamado a crear más espacios de participación para los pueblos indígenas en el trabajo de las Naciones Unidas, incluido el Consejo de Derechos Humanos. Esto garantizaría su protección y el respeto de sus derechos fundamentales, como el derecho a un medio ambiente limpio, saludable y sostenible, a la igualdad, a la autodeterminación, a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado en decisiones que los afecten.

Por último, Türk resaltó la necesidad de proteger a los defensores indígenas y ambientales, quienes sufren con mayor frecuencia violencia y amenazas. En ese sentido, hizo un llamado a las instituciones nacionales, regionales y mundiales para que redoblen sus esfuerzos en proteger a estos defensores y amplifiquen sus voces, asegurando que sus conocimientos y soluciones sean escuchados.

El Alto Comisionado instó a incluir las contribuciones de los pueblos indígenas en otros espacios relevantes, como la Conferencia de las Partes (COP28) sobre el cambio climático, los Exámenes Periódicos Universales del Consejo, las reuniones de los Órganos de Tratados y el Foro de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos.

Türk concluyó llamando a la acción concreta y específica para proteger los derechos de los pueblos indígenas, destacando que ha llegado el momento de garantizar su participación plena, libre y segura en todas las instancias y decisiones que los afecten.

Las contribuciones de los pueblos indígenas son cruciales en la construcción de un mundo equitativo y en armonía con la naturaleza.

Foto portada: Imagen de referencia Depositphotos.
Tribu Huaorani en la selva amazónica, Parque Nacional Yasuní, Ecuador.

More in:Cultura

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *