Comunidad

Grupo Ladrillo Verde contribuye en la transformación y el Progreso En Soacha


COGUA, CUNDINAMARCA.


Gracias a la gestión del Grupo Ladrillo Verde, ubicado en el municipio de Cogua y conformado por las empresas Ovindoli, Tablegres y Gredos, más de 120 familias del barrio El Progreso, en el sector de Cazucá, en Soacha, han visto la transformación de sus casas.

- Publicidad -

En dos años, las ayudas en bloque, ladrillo y rejilla han transformado residencias que estaban construidas en tablas, pedazos de latas y plásticos, en residencias que les han cambiado la manera de vivir a estas familias, en su mayoría desplazados o liderados por madres cabeza de hogar.

“No se trata de un trabajo de Responsabilidad Social Empresarial, sino de una gestión humana, concreta, precisa y que la realizamos más con cariño y perseverancia que otra cuestión”, explicó Luis Fernando Calle, gerente de Tablegres.

- Publicidad -

“Buscamos sectores donde están olvidados por el Estado, donde la presencia de las empresas o de las fundaciones es escasa y hablamos con sus habitantes, les mostramos cómo se podrían cambiar sus casas y los animamos a cambiar sus estilo de vida”, agregó Helmut Klinge gerente de Gredos.

Además de la entrega de este material, el Grupo Ladrillo Verde ha contribuido con la construcción de alcantarillados, puentes, aceras y ahora ayudará con material para la construcción de una escalera de más de 100 metros y que beneficiará a más de 2 mil personas que transitan por estas laderas, que en época de lluvia se convierten en sitios de peligro por lo resbaloso del piso.

“Consideramos que Colombia la tenemos que sacar adelante entre todos. Unos ponemos materiales, otros, entusiasmo y unos más, mano de obra y por ello el éxito del Programa. No hacemos las casas, simplemente, es un trabajo compartido. Lo mismo sucederá con la vía que se va a mejorar. Les llevamos el material, pero es toda una comunidad la que va a participar, desde cargar un ladrillo, hasta cocinar un sancocho o poner la música para esos días de jornada. Así es como queremos transformar al país”, manifestó Bernardino Filaudi gerente de Ovindoli.

- Dale clic para escuchar -

Esta semana, Lina Mejía, estrenó su nueva residencia y comentó que la felicidad era completa. “Gracias a Dios y a los señores del Grupo Ladrillo Verde nuestra familia cambia de rumbo. De pasar de un ranchito a esta comodidad es una verdadera bendición”, comentó.

Hasta el momento, el Grupo Ladrillo Verde ha contribuido con el mejoramiento de más de 260 casas y ha entregado ayudas valoradas en más de $430 millones.

 

- Publicidad -

“Gracias a Dios y a los señores del Grupo Ladrillo Verde nuestra familia cambia de rumbo. De pasar de un ranchito a esta comodidad es una verdadera bendición”: Lina Mejía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deComunidad

De interés