El Tribunal Constitucional de España ha ratificado la reforma de la Ley del Aborto, permitiendo que las jóvenes de 16 y 17 años puedan interrumpir su embarazo sin necesidad de contar con el consentimiento de sus padres. Esta decisión, aprobada por siete votos a favor y cuatro en contra, reafirma el derecho de las menores a decidir sobre su propio cuerpo y consolida a los centros públicos como los principales referentes para la realización de estos procedimientos.

El recurso presentado por Vox, que intentaba revertir esta reforma, fue desestimado por la mayoría progresista del Tribunal. Los cuatro magistrados, que votaron en contra, ya se habían opuesto previamente a la sentencia sobre la ley del aborto de 2010, argumentando la necesidad de proporcionar más información a las mujeres sobre las alternativas al aborto.

La sentencia reciente refuerza la doctrina del Tribunal Constitucional en defensa de la libre decisión de la mujer para interrumpir su embarazo durante las primeras 14 semanas.

Esta decisión se alinea con la primera resolución que resolvió los cuestionamientos sobre la ley de 2010, la cual fue recurrida por el Partido Popular ese mismo año. Durante el mandato de Mariano Rajoy, se introdujo una modificación en 2015 que requería el permiso paterno para las menores de 16 y 17 años, aunque no se realizaron cambios sustanciales en la ley.

Lea también: Despenalizan el aborto en Colombia

Con esta ratificación, el Tribunal Constitucional fortalece la autonomía de las jóvenes y subraya la importancia de garantizar sus derechos reproductivos sin la imposición de barreras adicionales.

Esta decisión marca un paso significativo en la protección de los derechos de las mujeres jóvenes en España.

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *