Medio ambiente

El alcaraván: Un ave emblemática de Colombia

El alcaraván (Vanellus chilensis), también conocido como tero o queltehue, es un ave nativa de América del Sur que se caracteriza por su canto particular, su comportamiento territorial y su habilidad para adaptarse a diferentes hábitats.  En este artículo, exploraremos las características más notables de esta ave emblemática de Colombia y su importancia en el ecosistema.

Un canto inconfundible

El alcaraván es conocido por su canto agudo y repetitivo, que emite con frecuencia para defender su territorio o atraer a una pareja. Este canto, que algunos describen como un «tero-tero» o un «que-te-hue», es una parte integral de la identidad sonora de las sabanas y los llanos colombianos y venezolanos.

Hábitat y comportamiento

El alcaraván habita típicamente en sabanas y llanuras, sin embargo, debido a los cambios climáticos y la adaptación de especies, es común encontrarlas hoy en día en la capital colombiana y en la Sabana de Bogotá, en donde también se han avistado en zonas urbanas, donde se le ve comúnmente en parques y jardines. Aunque prefieren hábitats cercanos a humedales, donde encuentra alimento y agua.

Reproducción y cuidado parental

El alcaraván construye sus nidos en el suelo, generalmente en zonas abiertas con poca vegetación. La hembra pone entre 3 y 5 huevos, que ambos padres incuban durante aproximadamente 28 días. Los polluelos son precoces y abandonan el nido poco después de nacer, pero siguen siendo cuidados por sus padres durante varias semanas.

Un ave de gran importancia

El alcaraván juega un papel importante en el control de plagas, ya que se alimenta de una gran variedad de insectos, gusanos y otros invertebrados. Además, su presencia en un área indica un ecosistema saludable y equilibrado.

Leyendas y tradiciones

En los llanos de Colombia y Venezuela, existe una leyenda que asocia al alcaraván con la capacidad de detectar seres vivos. Se dice que cuando un alcaraván canta cerca de una casa, indica que dentro hay una mujer embarazada que aún no ha dado la noticia.

 

Lea también: Conservación: Cóndores de la Fundación Jaime Duque están incubando un huevo

 

Un ave que debemos proteger

Colombia es el país con el mayor número de especies de aves en el mundo, y el alcaraván es una de ellas. Es nuestro deber proteger a estas aves y su hábitat para garantizar su supervivencia y el equilibrio de los ecosistemas.

¿Qué podemos hacer para cuidar al alcaraván?

  • Evitar destruir su hábitat: El alcaraván necesita espacios abiertos para vivir y reproducirse. Es importante proteger sus hábitats naturales, como las sabanas, llanuras y zonas agrícolas.
  • No alimentar a las aves silvestres: Alimentar a las aves silvestres puede alterar su comportamiento natural y hacerlas dependientes de los humanos.
  • Respetar a las aves durante la época de reproducción: Las aves son más vulnerables durante la época de reproducción. Es importante evitar molestarlas y mantener a las mascotas alejadas de sus nidos.

Foto portada tomada por: Yessica Mayerly Ortíz Rodríguez.

El alcaraván es un ave fascinante e importante para el ecosistema colombiano. Es importante conocerla y cuidarla para garantizar su supervivencia.

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *