Desde el área psicosocial la unidad acompañó las actividades concertadas en estos territorios, orientadas a la dignificación de la memoria de las personas desaparecidas en el marco del conflicto armado y el reconocimiento a la persistencia, la lucha y resiliencia de los familiares que no renuncian a la búsqueda de sus seres queridos.

Marcha en Cundinamarca

En el municipio de Mosquera un grupo 30 sobrevivientes del conflicto armado participaron en una marcha con pancartas y mensajes buscando sensibilizar a la comunidad respecto a lo que representa el difícil camino que han debido recorrer debido al dolor, la angustia y el impacto que implica este delito.

Un segundo momento de la conmemoración tuvo que ver con la participación de la Gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía de Mosquera y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, en la socialización de las rutas de atención y los mecanismos dispuestos para abordar los casos de desapariciones forzadas. El evento cerró con un círculo de flores acompañado de mensajes de aliento y exaltación a los buscadores y buscadoras del departamento.

Conmemoración en Tunja

En la vereda Tras del Alto las víctimas colocaron placas con los nombres de sus familiares desparecidos en árboles recién plantados para crear un lugar de referencia, honrar y conservar su recuerdo.

Mientras, en la alcaldía municipal se instaló una muestra fotográfica con los rostros de las personas aún ausentes, alrededor de los cuales los participantes plasmaron mensajes que giraron en torno a la esperanza y el anhelo de recuperarlos.

Entre tanto, en la plaza de Bolívar se cumplieron los actos protocolarios con los que se oficializó la creación del Comité Temático de Desaparición Forzada, conformado por la Personería municipal, la Secretaría de Gobierno, la Gobernación de Boyacá y líderes de víctimas.

Para Hilda Aurora Díaz, integrante de la Mesa Municipal de Participación y referente de este hecho victimizante, la conformación de este comité es un gran logro. “Esto hace parte de los resultados de esta lucha por ser escuchados por las entidades, es un gran paso para avanzar en la visibilización de este trabajo para que nuestros familiares desaparecidos no se queden en el olvido y, a través de esta instancia, poder continuar con mayor determinación en la búsqueda de la verdad”.

Velas y luz de esperanza en Ibagué

Bajo el lema: “Ni un minuto de silencio, toda una vida de resistencia”, víctimas de Ibagué se reunieron para recordar y conmemorar a sus desaparecidos. Con una caminata simbolizaron su perseverancia e incansable búsqueda detrás de cada huella. También elaboraron una mandala con flores como significado de unión, armonía y fortaleza, acompañada con velas como señal de la luz de la esperanza que mantienen viva por encontrarlos.

Para Tulia Lozano, integrante de la Mesa Municipal por el hecho de desaparición forzada, y representante de la asociación Reconstruyendo Memoria, es un acto muy significativo para familias y buscadores: “Siempre los estamos recordando, día a día pensando en ellos, nos preguntamos por qué sucedieron los hechos y dónde están; queremos tener respuestas, saber de su paradero, conocer la verdad, y es por eso la importancia de visibilizar y conmemorar este día , buscando que nuestros esfuerzos no sean en vano y que más personas se unan a nuestra búsqueda.”

La jornada contó con el acompañamiento de la Cruz Roja Internacional y la Unidad para las Víctimas.

Foto portada: Imagen de referencia tomada de Envato Elemets.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.