Según cuenta la historia nacional, en la Batalla de Boyacá lucharon muchos zipaquireños (muchos de ellos héroes anónimos) que junto a Simón Bolívar Francisco de Paula Santander en las Batallas del Pantano de Vargas y Boyacá. Sin embargo, fue por dos españoles que huyeron después de la derrota que se conoció en la ‘Capital Salinera de Colombia’ del triunfo de Bolívar y su ejército patriota contra los españoles.

Bolívar y el ejército patriota en el paso de los Andes, 1810. Óleo de Jesús María Zamora; Academia Colombiana de Historia.

Se sabe por tradición oral, principalmente por el historiador Santiago Talero que: «aprovechando los momentos de pánico, arremetieron a piedra contra una compañía del Batallón Realista de Barbastro, que ya abandonaba la ciudad, para acabar de recoger los dispersos del Ejército Español y contener las depredaciones  que por parte de alguno de ellos se ejecutaban por los campos, se destinó a Zipaquirá el batallón de línea de Nueva Granada».

Días después, el 9 de agosto (dos días después del triunfo patriota en el departamento de Boyacá) en horas de la mañana, la mayor explosión se vivió la mayor explosión que se haya tenido en el municipio de Zipaquirá. Tal suceso generó tal caos e incertidumbre en los zipaquireños, sobretodo en quienes habían celebrado el logro de la independencia.

El estallido se presentó a que en el sur de Zipaquirá se situaba «El Aserrío», una fábrica que se construyó bajo la instrucción del Virrey Pedro Messía de la Cerda, en el año de 1768. Entonces, al conocerse el triunfo del ejército colombiano, el gobierno español que tenía almacenada cantidades alarmantes de pólvora, a través del General Sebastián de La Calzada, dio la orden de prenderle fuego al polvorín para que no fuera aprovechado por los zipquireños.

«Los padres de Patria – Caldas, Nariño, Bolívar y Santander – salen del Congreso», Óleo de Ricardo Acevedo Bernal. Capitolio Nacional.

Según cuenta la historia nacional, en la Batalla de Boyacá lucharon muchos zipaquireños.

Foto portada: Homenaje a los libertadores Bolívar, Santander y Anzoátegui, luego de la victoria de la Batalla de Boyacá. Óleo de Ignacio Castillo Cervantes. Sociedad Colombiana de Colombia. 

De Interés

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.