BogotáPolítica

“Su propuesta de constituyente, me parece inoportuna, contradictoria, ambigua y riesgosa” – Rodrigo Uprimny

La propuesta de una constituyente, presentada por el gobierno nacional como una opción para garantizar la implementación completa del Acuerdo de Paz de La Habana, ha generado innumerables reacciones de personalidades políticas y académicas, quienes señalan incongruencias y vacíos en la propuesta.

Lea también: Reacciones a las declaraciones del presidente sobre convocar una constituyente con el Acuerdo de Paz

Falta ejecución, nada más

Rodrigo Uprimny, profesor e investigador de la Universidad Nacional, comentó para la DW que, con las principales reformas legislativas y constitucionales aprobadas, el Acuerdo de Paz no necesita más reformas legales sustantivas, sino medidas ejecutivas. No existen obstáculos constitucionales que impidan su implementación, según Uprimny. Él subraya que solo se requiere que el Gobierno Nacional ejecute el Plan de Desarrollo planteado, sin necesidad de otros recursos.

Un cambio constitucional es peligroso

Rodrigo Uprimny advierte que el problema no radica en la capacidad de la constitución para permitir la implementación del Acuerdo de Paz, sino en la falta de ejecución del mismo. En sus palabras, «es un error garrafal de Gustavo Petro querer cambiar la Constitución», considerando esta posibilidad como «innecesaria, improvisada, inoportuna, contradictoria, ambigua y riesgosa».

En su columna titulada “A favor del cambio y en contra de la constituyente”, publicada el 24 de mayo de 2024, Uprimny explica que, aunque apoya las reformas propuestas por el gobierno de Gustavo Petro, no está de acuerdo con considerar el uso de herramientas extrajurídicas para llevar a cabo sus propuestas debido a un bloqueo político en el congreso.

No estamos en 1990

Rodrigo Uprimny recuerda que el contexto de la constituyente de 1990 es completamente diferente al actual. En 1990, el bloqueo político era masivo y se necesitaba integrar movimientos sociales y guerrillas desmovilizadas. La unión política resultó efectiva porque todos comprendían la importancia de crear un nuevo marco en el cual todos estuviesen representados.

Como conclusión, Uprimny señala que “el contexto actual es muy distinto: no estamos bloqueados, la Constitución de 1991 es aceptada y Petro no fue electo para convocar una constituyente”. Lo que el gobierno puede hacer es “llevar a cabo el Plan de Desarrollo y lograr el mayor acuerdo nacional posible para aprobar las reformas que requieren leyes”.

Únicamente basta con que el Gobierno Nacional ejecute el Plan de Desarrollo planteado, no hacen falta otros recursos.

Lina Yineth Pérez Grande
Estudiante de Relaciones Internacionales y Estudios Políticos en la Universidad Militar Nueva Granada

Más de Bogotá

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *