BogotáMedio ambiente

Polilla Cachaca: insecto descubierto por el Jardín Botánico de Bogotá

En el marco de un proyecto de investigación a partir de individuos que fueron encontrados en los árboles de la especie guayacán de Manizales (Lafoensia acuminata) en áreas verdes del sur de Bogotá, el Jardín Botánico descubrió a la polilla cachaca.

Se trata del insecto polilla (Pseudopostega bogotensis) perteneciente a la familia Opostegidae, especie recientemente encontrada en el país y cuyo hallazgo es de gran relevancia puesto que hace más de 100 años no se observaba en Colombia una nueva especie de este género.

La polilla cachaca es una especie nueva para la ciencia que fue descubierta y bautizada por los científicos del Jardín Botánico como ‘bogotensis’ en honor a la ciudad de Bogotá, lugar donde se halló.

El conocimiento de estos insectos es de gran relevancia para la comprensión del funcionamiento de los ecosistemas en los que se encuentran, no solo porque desempeñan funciones importantes de polinización y descomposición, sino porque sirven como alimento para otros grupos de fauna capitalina como las aves.

“El descubrimiento de este insecto es un aporte a la ciencia y un bioindicador que motiva a los investigadores. A su vez, estos insectos representan uno de los grupos animales más diversos sobre el planeta, por lo que todavía queda mucho por descubrir”, dijo Martha Liliana Perdomo, directora del Jardín Botánico de Bogotá.

Las especies de la familia Opostegidae son polillas pequeñas, generalmente de color blanco y forma aplanada que junto con su grupo hermano Nepticulidae, representan algunas de las polillas más diminutas conocidas en el mundo.

Además de su minúsculo tamaño que oscila entre los 4 a 16 mm de longitud, estos insectos se reconocen por tener el primer segmento de las antenas expandido, el cual cubre completamente el ojo en posición de reposo.

Por otra parte, sus especies se reconocen por tener hábitos minadores, es decir, que sus estados inmaduros o larvas, forman minas en las hojas de las plantas de las cuales se alimentan, para así poder desarrollarse y alcanzar el estado adulto.

Teniendo en cuenta su pequeño tamaño, la aparente rareza de sus especies y el hábito minador de sus larvas, los opostégidos se encuentran entre los grupos de lepidópteros más difíciles de estudiar.

- Publicidad -

Por ello, el descubrimiento de la especie P. bogotensis, junto con otros registros nuevos de insectos en Bogotá por parte de investigadores del Jardín Botánico, ponen en evidencia la importancia de conservar los parques y otros espacios verdes como principal hábitat de la biodiversidad urbana en la ciudad.

Este y otros descubrimientos difundidos en diferentes revistas científicas representan aportes muy valiosos al conocimiento de la biodiversidad bogotana, resaltando el papel del Jardín Botánico, como centro de investigación y desarrollo científico.

El reciente descubrimiento de la polilla cachaca puede ser consultado en línea como: Opostegidae (Lepidoptera) of the Americas: Updated Catalog, Diagnostics, and New Species Descriptions, el cual fue publicado en la revista internacional Proceedings of the Entomological Society of Washington 122(4), 929-972.

De gran relevancia para la comprensión del funcionamiento de los ecosistemas en los que se encuentran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más enBogotá

De interés