Economía

Pérdidas económicas a causa del fenómeno de ‘El Niño’, lamentan ganaderos de Cundinamarca


BOGOTÁ.


En un informe especial presentado en la noche de ayer en CM& varios ganaderos evidenciaron la situación alarmante que viven y la difícil condición en que sus ganados se encuentran, debido al Fenómeno de El Niño.

- Publicidad -
- Publicidad -

En el informe presentado por este noticiero a nivel nacional, los pastos quemados y las heladas nocturnas muestran la intensificación de los efectos del fenómeno de El Niño en Cundinamarca, que han provocado grandes pérdidas a ganaderos la región.

Julio Enrique Santos, uno de los ganaderos del altiplano cundiboyacense, con gran preocupación manifestó que no se consigue comida para los animales, además, debido desabastecimiento de agua en el 80% de Cundinamarca, no se cuenta con este recurso para el riego. Así mismo, denunció la inexistencia de ayudas por parte del Gobierno y aseguró que los ganaderos de la zona están totalmente abandonados.

- Publicidad -
- Dale clic para escuchar -

Para ejemplarizar la crítica situación, este ganadero mencionó además que vende un litro de leche en $800 y una bolsa de pan cuesta $1.000, por lo tanto afirma, que la producción no le está dando para comer.

Cabe recordar, que el director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, Néstor Franco, alertó sobre la crítica situación que ha producido el fenómeno de El Niño en el altiplano cundiboyacense donde actualmente más de 70 municipios presentan problemas de desabastecimiento, 45 de estos, ya están en alerta roja.

Franco señaló que actualmente “estamos en la fase más crítica del fenómeno de El Niño”, que según indicó se prolongará hasta finales de marzo. Así mismo, indicó que a las altas temperaturas que se han presentado durante el día en Cundinamarca, se suman las tradicionales ‘heladas’ con temperaturas muy bajas en la noche, lo que ha ocasionado la perdida de cultivos que afectará directamente la canasta familiar. Exteriorizó además preocupación por este hecho, debido a que esta región del altiplano cundiboyacense, que ha sido afectada por las heladas, es considerada la despensa de Bogotá.

- Publicidad -
- Publicidad -

 

“Todo muy caro, los insumos, todo está por las nubes, con lo que ganamos de la producción no alcanza para darle comida a las reses”: manifiesta uno de los ganaderos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deEconomía

De interés