Al cumplirse un año del fallecimiento del artista bogotano Antonio Caro -considerado como el padre del arte conceptual colombiano y una referencia latinoamericana-, el Museo Nacional de Colombia en articulación con el Ministerio de Cultura; quisieron rendir un homenaje en la sala de exposiciones temporales del Museo Nacional, apropiándose mediante ella de los modos de producción artística de Caro, sus instituciones y la crítica al arte.

La directora del Museo Nacional de Colombia, Juliana Restrepo Tirado, explica: “La idea es que la ciudadanía viva en el Museo una experiencia creativa, una ‘acción plástica’ que propone hacer versiones de las versiones de Caro, para lo cual se seleccionaron algunos de sus trabajos y se resaltó un tema recurrente en su proyecto creativo: la forma como la historia nacional insiste en olvidar otros relatos y sujetos sociales”. Recordando cuando Antonio Caro presentó en el Salón Nacional de Artistas una cabeza hecha de sal que recordaba al expresidente de la república Carlos Lleras Restrepo. Durante la inauguración de la exposición, el artista y los participantes derramaban agua sobre la cabeza, la cual se diluyó y, al filtrarse el líquido, el Museo Nacional se inundó con agua salada. Por ello, los participantes contarán con recipientes para repetir esta acción.

«El Ministerio de Cultura y el Museo Nacional de Colombia rinden homenaje al creador Antonio Caro, compartiendo una vivencia de creación colectiva que brinda oportunidades para que la ciudadanía tenga una experiencia plástica al apropiarse de los modos de creación y las preocupaciones políticas de este artista.»

Por otro lado, la curaduría estuvo a cargo de Víctor Manuel Rodríguez, quien plantea que: «Antonio Caro realizó más talleres de creatividad que obras. Este homenaje reconoce este hecho, al imaginar el Museo como un gran taller de creación colectiva que inspira a los participantes a compartir las preocupaciones críticas del creador y a retomar su cuestionamiento de la institución arte y la sintaxis del olvido que da forma al relato nacional. Al sacar a la luz las historias no oficiales, Caro nos muestra el destino trágico de la memoria de la nación: su imposibilidad de dar cuenta de la multiplicidad de sus historias y lugares.»

La ‘Idea Salina’ es inspirada en una afirmación de Caro: «El arte necesita de la creatividad, pero la creatividad no necesita del arte», haciendo referencia a que ser original no es un personaje singular sino la cultura en su totalidad, para esta ocasión; una cultura traída de la ancestralidad desde el altiplano cundiboyacense desde las salinas de Zipaquirá por los indígenas Muiscas.

 

Este homenaje reconoce este hecho, al imaginar el Museo como un gran taller de creación colectiva que inspira a los participantes a compartir las preocupaciones críticas del creador.

Foto de portada: Cabeza hecha de sal que recordaba al expresidente de la república Carlos Lleras Restrepo, realizada por Antonio Caro, expuesta en el Museo Nacional de Colombia. Imagen tomada y publicada por el Museo Nacional. 

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.