“Las brechas de aprendizaje han sido el reto más importante, por eso el compromiso del gobierno departamental es garantizar que los estudiantes cuenten con mejor calidad educativa, atención a la primera infancia y la implementación de estrategias de permanencia, como el Programa de Alimentación Escolar -PAE- y transporte”, expresó Marcela Sáenz Muñoz, secretaria de Educación de Cundinamarca.

El departamento cuenta con 276 instituciones educativas públicas y según las cifras arrojadas por la Gobernación de Cundinamarca, más de 215.000 niños son beneficiarios del Plan de Alimentación Escolar, sin embargo, las asociaciones de padres de familia y los sindicatos de maestros; hacen un llamado a las autoridades pertinentes sobre la necesidad de mayor apoyo, pues muchas instituciones educativas no cuentan con cocina donde el personal encargado, pueda preparar alimentos saludables para los estudiantes que oscilan entre los 5 y 17 años.

Según el Ministerio de Educación Nacional, el PAE del departamento de Cundinamarca emprendió desde el pasado 14 de febrero, y al encontrar varias falencias, se les otorgó una calificación de inicio inoportuno.

 

Más de 215.000 niños son beneficiarios del Plan de Alimentación Escolar.

Foto de portada: Archivo de la Alcaldía Municipal de Zipaquirá.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.