BogotáVía a la Presidencia

Empleo: ¿Cuáles son las propuestas de los candidatos presidenciales?

De acuerdo con las cifras presentadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), su director Juan Daniel Oviedo, reveló que para inicios del año 2022 el país inició con 1,5 millones de personas más con empleo. Según la entidad, las actividades científicas, técnicas en agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca, las de comercio y reparación de automóviles, industrias de manufactura, transporte y almacenamiento contribuyeron a que la tasa de desempleo en Colombia pasara en 2021 de un 17,5% a ubicarse en 14,6% para 2022, cayendo en 2,9 puntos porcentuales.

El periódico Portafolio registra: “El número de personas que trabajaron en Colombia fue de más de 22,1 millones, con un aumento de 854 mil puestos de trabajo. El ajuste en puestos de trabajo se dio por los 607 mil que se crearon en las 13 principales ciudades del país. De esos 854 mil nuevos puestos de trabajo, 575 mil corresponden a mujeres (456 mil en las principales ciudades) y 279 mil a hombres. Esto quiere decir, que por cada hombre que recuperó su puesto de trabajo, dos mujeres hicieron lo propio”.

Sin embargo, en Colombia hay más de 3,5 millones de personas desempleadas, lo que corresponde a un 12,1% en el total nacional, pero cabe aclarar que este informe de mercado laboral del Dane no censa a las personas que diariamente aportan a la economía del país desde empleo informal.

Así las cosas, ¿Qué proyecciones tienen los candidatos presidenciales para aumentar el empleo en las cinco regiones del país?, distingamos:

Rodolfo Hernández:

Es necesario implementar una política de empleo activa, que permita la formalización y la competitividad del mercado laboral, al tiempo que estimula la generación de nuevos emprendimientos.

*Las siguientes propuestas fueron consultadas en el ‘Plan de Gobierno: De Colombia para Colombia’, diseñado por el equipo del candidato Rodolfo Hernández.

  • Incentivar la creación de emprendimientos digitales y apoyar financieramente y en asesorías a emprendedores jóvenes que busquen construir empresa antes de tener su primer empleo o a las personas que por razones laborales ya no encuentran una oportunidad laboral. En el fondo se trata de impulsar la cultura del cuentapropismo (persona que trabaja para sí mismo), pero desde la formalidad.
  • Disminuir las barreras de entrada a los nuevos empresarios, simplificando y reformando la estructura de trámites, impuestos y costos de renovación, entre otros procesos.
  • Incentivar el emprendimiento entre los jóvenes estableciendo iniciativas de no pago por impuesto, hasta que cumplan tres años de operación y rendimiento sostenidos.
  • Mejorar la competitividad de las empresas colombianas al eliminar los impuestos a la adquisición de bienes de capital.
  • Fortalecer la relación entre Universidad – Empresa – Estado, a través de la promoción de alianzas (clústeres) que generen incentivos económicos para las investigaciones que conduzcan a nuevas patentes, en donde las instituciones regionales actúen en red con los empresarios, generando programas académicos y proyectos públicos pertinentes, de alta calidad, que garanticen mayor desarrollo regional y más empleo en un modelo económico vocacional del territorio.
  • Potenciar el crecimiento económico del sector manufacturero, la demanda interna de bienes y servicios, disminuir las importaciones y maximizar las exportaciones, en una dinámica en la que se pueden involucrar políticas de investigación en las universidades para mejorar todas las condiciones de producción, de manera que el sector sea competitivo y puedan sustituirse importaciones.
  • Ampliar los esquemas de financiación a las pequeñas y medianas empresas, Pymes, y a los emprendimientos en sus fases tempranas. Por vía normativa se establecerá que los créditos destinados a la creación y fortalecimiento de las Pymes deban tener un interés igual o menor al que recibe el Banco de la República por la colocación en la banca privada de los recursos nacionales.
  • Generar una instancia de coordinación y gestión del empleo más robusta dentro del Ministerio del Trabajo. El país sabrá qué sectores económicos están más activos, cuántos trabajadores se necesitan y de qué tipo, incluso en dónde se debe actuar para salvar puestos de trabajo.
  • Acompañar la gestión de las bolsas de empleo de manera que faciliten y promuevan la reubicación laboral de los trabajadores en condición de debilidad manifiesta.
  • Permitir a los trabajadores independientes acceder a las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) y revisar los servicios que ofrecen las Cajas de Compensación.

 

Federico Gutiérrez:

Colombia requiere una rápida normalización de las actividades productivas y atacar los fundamentos estructurales del desempleo.

*Las siguientes propuestas fueron consultadas en el ‘Plan de Gobierno: Colombia, un país en orden y con oportunidades’, diseñado por el equipo del candidato Federico Gutiérrez.

  • Tasa progresiva en pago de salud iniciando con 0% para ingresos entre uno y dos salarios mínimos.
  • Esquemas de contratación adecuados a las características laborales de cada sector, la participación de la mujer en el mercado laboral, y los nuevos hábitos de vida. El Código Sustantivo del Trabajo data de 1950 y no refleja la estructura actual del mercado laboral colombiano.
  • Financiación alternativa de los aportes parafiscales para reducir los costos laborales no salariales (ej. pago obligatorio a cajas de compensación). Estos inhiben la formalización laboral al contabilizar más del 65% del monto que debe pagar un empleador para contratar un empleado con un salario mínimo.
  • Mantener y fortalecer políticas actuales que están bien encaminadas, tales como el enfoque de género con criterio regional para estimular el empleo juvenil en el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF).

 

Sergio Fajardo:

Tenemos como meta reducir la tasa de desempleo juvenil al menos hasta el 13%, asegurando que esta cifra sea mantenida en el tiempo y cerrando la brecha desfavorable que tienen las mujeres al menos al 50%.

*Las siguientes propuestas fueron consultadas en el ‘Plan de Gobierno: Este es el momento – Fajardo Presidente’, diseñado por el equipo del candidato Sergio Fajardo.

- Publicidad -
  • Las habilidades que requieren las empresas no las están aprendiendo los trabajadores. Hay que coordinar el sector privado y sus necesidades en cada sector y región, con la oferta formativa.
  • Implementaremos un sistema nacional de prospectiva laboral en cabeza del Ministerio de Trabajo, trabajando con universidades y los ORMETs (observatorios de trabajo), para identificar puestos en nuevos sectores de acuerdo con los planes de ordenamiento productivo de las regiones.
  • Aseguraremos que el Servicio Público de Empleo evolucione para coordinar las agencias territoriales de empleo, incluyendo las que administra el SENA, con el fin de que la información de vacantes sea integrada y para aumentar la empleabilidad.
  • Invertiremos en la reactivación y generación de empleo en los sectores en donde las mujeres participan en mayor proporción tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

Gustavo Petro:

Reconocer y recompensar: Valoración social y económica, ingreso básico, empleo garantizado y derecho a la pensión.

*Las siguientes propuestas fueron consultadas en el ‘Plan de Gobierno: Colombia potencia mundial de la vida’, diseñado por el equipo del candidato Gustavo Petro.

  • Los programas de protección ambiental y empleo garantizado reconocerán a las mujeres como agentes fundamentales en la transformación del campo y el mundo rural, así como el derecho a la ciudad en la vía de mitigación y adaptación al cambio climático y la protección de la biodiversidad.
  • Nuestro gobierno sentará las bases de esta transición mediante un des escalamiento gradual del modelo extractivista y garantizando la confiabilidad y estabilidad del sistema energético, las fuentes de empleo y los recursos económicos provenientes del sector.
  • La tierra más fértil del país generará empleo para millones de familias desplazadas de sus tierras, cooperativas de productores agrarios y demás actores rurales. Seremos una potencia agrícola, para que nunca más haya hambre en nuestro suelo.
  • La política de industria digital será herramienta para la productividad, la generación de empleo y de ingresos para empresas actuales y nuevas en diferentes sectores. Fomentaremos la ampliación de los espacios físicos para el trabajo colaborativo (coworking) en el campo y la ciudad.
  • Se buscará un desarrollo de la estabilidad macroeconómica al servicio de la ciudadanía, lo que implica un enfoque integral y funcional de las finanzas, donde el empleo, la distribución y las fuentes de crecimiento tengan la misma importancia que el pago de la deuda y el control de la inflación.
  • Se enfatizará en la vocación pública y social de esta nueva entidad crediticia para potenciar el crédito a aquellas unidades empresariales que no han tenido acceso al mismo, frenando sus capacidades en generación de empleo y bienestar.
  • Empleo garantizado, hacia un nuevo pacto social. La política de empleo garantizado será la base de un nuevo contrato social alternativo al enfoque de subsidios al desempleo y a la flexibilización laboral, que reconocerá aquellas actividades que el mercado laboral tiende a excluir, como las asociadas a las labores del cuidado, a las acciones en el marco de la emergencia climática o a las vocaciones juveniles, donde la iniciativa privada no está dispuesta a asumir inversiones riesgosas para sus propósitos.
  • Empleo para las mujeres: Los programas de empleo público permitirán superar las barreras de acceso y movilidad laboral u ocupacional que enfrentan las mujeres en el mercado laboral, por discriminaciones debido a su género, edad, pertenencia étnica, nivel educativo o socioeconómico, brindando oportunidades de formación y cualificación.

Ingrid Betancourt:

- Publicidad -

Las causas de estos problemas son la fuerte regulación al mercado laboral y la financiación del sistema de seguridad social que recae sobre el costo del trabajo, además de algunas políticas particulares que les cierran puertas y dificultan el acceso al mercado laboral de las mujeres.

*Las siguientes propuestas fueron consultadas en el ‘Plan de Gobierno: Ingrid presidenta – Jaque a La Corrupción, diseñado por el equipo de la candidata Ingrid Betancourt Pulecio

  • Vamos a subsidiar las tasas de crédito para financiar emprendimientos de jóvenes y mujeres, programas de formación cortos coordinados con los gremios industriales para que jóvenes y mujeres encuentren trabajo rápidamente.
  • Vamos a construir un Sistema Integral del Cuidado para liberar a las mujeres de la economía del cuidado.
  • Vamos a crear la cláusula de no discriminación en la contratación laboral que pueda ser impugnada si hay discriminaciones salariales por cualquier característica de las personas.
  • Vamos a reducir los costos salariales de contratación. Vamos a desligar de los costos laborales los costos que no corresponden estrictamente a la relación entre empresa y empleado. Por ejemplo, subsidios, servicios que superan la relación laboral prestados por las cajas de compensación y otros seguros, como el de desempleo.
  • Vamos a reglamentar el salario mínimo por horas para adaptarse al desarrollo de nuevos sectores y que permita múltiples fuentes de generación de ingresos. Hoy en Colombia, el 43% de la población tiene ingresos inferiores al salario mínimo. Por lo tanto, vamos a hacer ajustes para que ese 1 de cada 2 colombianos se vincule a la economía formal y pueda tener acceso a pensión, a ahorrar para una vivienda propia y al aseguramiento laboral. Para esto vamos a exibilizar la contratación en el mercado laboral con un salario mínimo por hora. Esto no afecta la remuneración de los trabajadores ni sus condiciones laborales. El propósito de esta propuesta es darle mejores condiciones a la mitad de los colombianos que hoy no hacen parte de la economía formal.
  • Para evitar el colapso del sistema pensional vamos a llevar al año 2050 el aumento de la edad de jubilación. Esto nos lleva a plantear 60 y 65 años para mujeres y hombres, respectivamente. El cambio en la forma de calcular las pensiones y el aumento en la edad permite financiar el costo del seguro para la vejez y garantiza la sostenibilidad del sistema.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %