El hippie calvo y su finca quinta llena de vida 1
Medio ambiente

El hippie calvo y su finca quinta llena de vida

“La recuperación de saberes ancestrales y la geobotánica le han permitido elaborar productos biológicos naturales como extractos esenciales y tinturas de cannabis y plantas aromáticas, pomadas, geles, protectores labiales y lociones de plantas ancestrales”.

Edwin Muñoz, el hippie calvo.

Por: Yarith Johana Molano Solano.

Él, es un hombre de estatura alta, de voz cálida y clara. Empieza a contar su historia, un poco reflexionando y recordando, agacha su cabeza y empieza con calma a contar: “Todo se remonta a aquella época cuando vivía en la capital y ejercía mi carrera como Ingeniero Industrial, me llegó una enfermedad terminal que casi me lleva a la muerte y me hizo pensar: ¿qué le estoy contribuyendo al planeta?”.

- Publicidad -

Así es como un día, por el consejo de un cercano amigo, comenzó andar por las lomas del municipio de Silvania y en su primer recorrido se tropezó con un puerco espín y una lechuza que se encontraban en el portón de la que hoy es su adorada finca. En ese momento le contó a sus amigos, y ellos aseguraron que esas eran señales que él debía comprar ese predio, pero Edwin Muñoz, el hippie calvo, no lo veía viable.

Pasaron los días y comenzó a tener más sucesos que alumbraban la senda hacia la posibilidad de tomar esas tierras. Y lo decidió después de su enfermedad, de su separación y de pasar una crisis económica, de la que no creía que fuera a superarse. Fueron, asegura, días muy difíciles de soledad.

El día llegó, ya tenía su finca. Sus primeras vueltas por el terreno de lo que ya era su finca, los hizo montado en una  silla de ruedas y acompañado de un tanque de oxígeno. Después de algunos meses, paso a paso logró identificar cada clase de flora y fauna que tenía su nuevo hogar, la Quinta Saroco y conoció a la mujer que como una nueva oportunidad le robaría el corazón; él veía de nuevo la luz.

Luego de esto, decidió identificar remedios naturales con las plantas de su finca, que le ayudaban a quitar el dolor. El aire puro y Andrea, su nueva pareja, lo llevaron a sentirse en las nubes. El rumor comenzó a correr y ya todos lo buscaban para que les ofreciera los tratamientos que él estaba haciendo para su autoconsumo, en ese momento entendió, porque su Dios Creador, le había dado otra oportunidad.

 

El hippie calvo y su finca quinta llena de vida3

 

Para Edwin y Andrea su finca tiene 5 sentidos: tierra, aire, fuego, agua, alimento y un negocio de agroturismo como forma de ingreso, aparte de lo agrícola. Además, lograron unir a 18 mujeres del municipio que sembraban pequeñas huertas como una nueva forma de generar mayor rentabilidad.

- Publicidad -

En ese proceso y descubrimiento paso a paso, identificó que, a la mayoría de los campesinos y habitantes de sus municipios vecinos, les gustaba mezclar algunas de sus bebidas con algo de alcohol. Así que se le ocurrió hacer una variedad de vinos frutales de café, mora, gulupa, uchuva y café de origen arábigo, miel de yacon y de abejas, té de moringa y yacón. Eso sí, siempre buscando el desarrollo de las economías de mercado local a través del Agro-ecoturismo y el avistamientos de aves.

En la actualidad, invita a visitar Quinta Saroco porque allí ya se desarrollan procesos y estrategias donde se aprende, el concepto de diseño de territorio, el funcionamiento de la energía solar, tratamiento natural del aire, fito-depuración del agua y el compostaje de la tierra, junto con la importancia de la preservación y conservación de la cuenca del río la Victoria en Silvania, Cundinamarca, objetivos claros del hippie calvo y su amada.

La Quinta Saroco ha dado grandes pasos, hoy está certificada por Rainforrest Alliance y avalada en turismo sostenible y producción orgánica limpia y elabora productos orgánicos naturales de manera artesanal. Por cuenta de lo anterior, la CAR Cundinamarca los incluyó dentro de su estrategia de apoyo a productores interesados en los Negocios Verdes.

- Publicidad -

La recuperación de saberes ancestrales y la geobotánica le han permitido elaborar productos biológicos naturales como extractos esenciales y tinturas de cannabis y plantas aromáticas, pomadas, geles, protectores labiales y lociones de plantas ancestrales.

Así que cuando los visiten, encontraran un lugar lleno de amor y pasión. Podrán deleitarse de licores de banano por destilación natural y maceración de plantas aromáticas. Alojarse en casas de arquitectura cafetera o reservar una mesa en el restaurante de alimentación orgánica, donde podrán llevarse productos de la Ecotienda con el apoyo de Fundación Proyecto Rural.

 

- Publicidad -

El hippie calvo y su finca quinta llena de vida4

 

Como toda una caja de sorpresas que no terminan, para finalizar, Edwin ha estimulado a sus comunidades a recoger aguas lluvia; cosa que antes sus vecinos no veían viable. Les enseño cómo por medio de canaletas podían hacerlo. Adicionalmente cuidan de un oso perezoso y de diferentes animales en vía de extinción. Así entonces, en compañía de su pareja, ahora es líder en talleres para niños y han sido un ejemplo a seguir para su municipio.

- Publicidad -

 

“La recuperación de saberes ancestrales y la geobotánica le han permitido elaborar productos biológicos naturales como extractos esenciales y tinturas de cannabis y plantas aromáticas, pomadas, geles, protectores labiales y lociones de plantas ancestrales”.

 

 
 
 

De Interés

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *