BogotáDesarrollo

El 57% de los trabajadores del proyecto Accesos Norte a Bogotá usan la bicicleta

De los 722 colaboradores con los que cuenta la Iniciativa Privada (IP) Accesos Norte a Bogotá, concesionada por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), 414 usan la bicicleta como principal medio de transporte, lo que equivale al 57% del total de trabajadores de este corredor vial.

Así lo confirma un estudio preparado por el área social del proyecto, que resalta, además, que la mayor parte de los trabajadores habitan en los municipios del área de influencia directa del mismo, siendo Chía el que acoge al mayor número de ellos.

De igual forma, se destaca que la mayoría de los usuarios de la bicicleta pertenecen al grupo de mano de obra no calificada.

- Publicidad -
- Publicidad -

Por esta razón, según explicó el vicepresidente de Planeación, Riesgos y Entorno de la ANI, Diego Morales, “vemos que, ante la cercanía al lugar de trabajo, el uso de la bicicleta ayuda en la reducción de costos relacionados con el transporte hacia este sitio y les permite a los trabajadores del proyecto transportarse de una manera más sostenible”.

Uno de los casos que refleja esta realidad es el de Lady Sepúlveda, quien vive en el barrio Capellanía de Cajicá, trabaja hace dos años en el área de servicios generales y es una de las 31 mujeres ‘biciusuarias’ que destaca el estudio de la concesión.

“Faltando 10 para las 5 de la mañana salgo de mi casa y llego a mi lugar de trabajo antes de tiempo para iniciar mi jornada laboral, que va de 6 de la mañana a 4 de la tarde. Gracias a este proyecto, no solo hago lo que es el aseo, también he tenido la oportunidad de estar pendiente de la recepción, de la gente que llega, de recibir correspondencia, y así aprendo nuevas cosas”, cuenta Lady.

Como ella, Jeferson Moreno, ayudante de obra del área ambiental, también usa la bicicleta diariamente para llegar al trabajo.

“Yo me dedico al mantenimiento de las plantas, a tener limpio el corredor vial. Al principio no sabía cómo manejar la motosierra ni la guadaña, y aquí nos han dado la oportunidad de aprender a manejar esas máquinas a través de capacitaciones”, destaca Yeferson, quien vive en el barrio Lijacá, en Bogotá, y dura 40 minutos en llegar a su lugar de trabajo.

- Publicidad -

“Con iniciativas de transporte sostenible como esta apoyamos a los trabajadores de nuestras vías concesionadas por la ANI. Hemos priorizado el bienestar de nuestros ciclistas, fomentando el uso seguro del corredor vial y su seguridad durante el recorrido, y así logramos que más de la mitad de los trabajadores de Accesos Norte a Bogotá hagan uso de este medio de transporte diariamente”, destacó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

La IP Accesos Norte a Bogotá cuenta con 4,2 kilómetros de ciclorruta que van desde la Calle 245 hasta La Caro, tramo que corresponde a la Unidad Funcional 2 del proyecto.

Todo el corredor cuenta con 66 km de longitud, inversiones por $613.595 millones (cifras CAPEX de diciembre de 2020), y ha permitido la generación de empleo en los municipios de la sabana de Bogotá; con lo cual, también se ha podido capacitar a las personas de la zona para que les fuera posible vincularse a este proyecto.

Cuando finalice su construcción, se estima un ahorro de tiempo de 45 minutos desde la Calle 245 hasta Zipaquirá.

La mayor parte trabajadores habitan en los municipios del área de influencia, siendo Chía el que acoge al mayor número de ellos.

Foto portada: Trabajadora en el proyecto desplazándose a su casa.

- Publicidad -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más deBogotá

De interés