Es el comienzo de una nueva era en la que el ser humano logrará el dominio de su propia naturaleza biológica. Las ventajas que este desarrollo puede traer al bienestar humano son incalculables. Así como los grandes riesgos que abre para el presente y futuro de la civilización.

«Podemos crear modelos similares a embriones humanos mediante la reprogramación de células madre«, esto fue lo que dijo la jefa del proyecto y profesora de la Universidad de Cambridge y el Instituto de Tecnología de California (Estados Unidos) Żernicka Goetz durante la reunión anual de la Sociedad Internacional para la investigación de células madre.

Según informó el diario británico The Guardian, se trata de un innovador paso hacia adelante en la ciencia e investigación que plantea, sin embargo, al mismo tiempo, dilemas éticos y problemas legales.

Estos embriones modelo, que se asemejan a los que se encuentran en las fases más tempranas del desarrollo humano, podrían proporcionar, por ejemplo, una «ventana crucial» en las causas biológicas de los abortos recurrentes.

Estas estructuras no tienen un corazón latente ni el comienzo de un cerebro, aunque incluyen células que típicamente continuarían formando la placenta, el saco vitelino y el mismo embrión.

Según esto, no existe ahora la perspectiva a corto plazo de que estos embriones sintéticos vayan a ser empleados clínicamente y sería ilegal implantarlos en el útero de una paciente.

Tampoco está claro todavía si estas estructuras tienen el potencial de continuar madurando más allá de las fases más tempranas de desarrollo.

Los embriones fueron cultivados hasta una etapa un poco más allá del equivalente de 14 días de desarrollo para un embrión natural.

Más de Mundo

Deje su mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *