Tras varios operativos realizados por parte de las autoridades ambientales del departamento de Cundinamarca, en el Centro de Atención y Valoración de Flora Silvestre se encuentran decomisados más de 600 metros cúbicos de madera proveniente de tala ilegal en la región del Tequendama y el Alto Magdalena.

“Junto con la Policía de Carreteras adelantamos las labores de seguimiento, control y monitoreo en todos los corredores viales del territorio. Cuando la madera es confiscada por no contar con el debido permiso de movilización, entra en proceso de custodia en nuestro CAV ubicado en el municipio de Mosquera (Cundinamarca) mientras se adelanta el proceso administrativo y jurídico, el cual determina si es procedente la devolución o el decomiso es definitivo; en este último caso, esta se dispone generalmente para el aprovechamiento por parte de los parques ecoturísticos de la CAR o a proyectos de interés, según la pertinencia” explicó sobre este tipo de procedimientos, el ingeniero forestal de la CAR, Juan Felipe Solórzano. 

Centro de Atención y Valoración de Flora Silvestre administrado por la CAR. Fotografía CAR Cundinamarca.

Cabe resaltar que este tipo de movilización ilegal de productos forestales causa de manera indirecta la pérdida definitiva del recurso flora en el sitio donde se extrae y puede agravarse cuando se trata de especies con riesgo de extinción. Por lo tanto, la CAR insiste que una de las maneras para solucionar esta problemática es denunciar el transporte y venta de ilegal de especies arbóreas, a través de la línea 601 5801111.

La movilización ilegal de productos forestales causa de manera indirecta la pérdida definitiva del recurso flora.

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *