El martes 31 de mayo del 2022 en la sesión de clausura de sesiones extraordinarias, de manera intempestiva y apresurada, se realizó la aprobación del ingreso del Departamento de Cundinamarca a la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca por parte de la Asamblea de Cundinamarca. El orden del día fue modificado a última hora para aprobar por ‘pupitrazo’ esta trascendental ordenanza que afectará no sólo a todos los municipios del departamento, sino también a los ciudadanos bogotanos.

Una decisión apresurada e intempestiva

Fue imprevista la aprobación, debido a que inicialmente estaba planteado seguir el estudio del Proyecto de Ordenanza No.083, no obstante, en la sesión plenaria se modificó el orden del día y con ello, se dio paso a la aprobación del ingreso al departamento a la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca. Esta situación irregular fue denunciada en la plenaria por el diputado Flórez, quien expuso su inconformidad con ese cambio de último minuto, y también destacando el incumplimiento del compromiso de la Mesa Directiva de hacer una Audiencia Pública con garantías para que la comunidad participara antes de la aprobación de esta ordenanza.  La Mesa Directiva y la totalidad de diputados (a excepción del diputado Flórez) votaron por el cambio del orden del día, incluyendo la trascendental decisión para que se realizara a última hora en ese periodo de sesiones extraordinarias.

¿La Región Metropolitana, una oportunidad o una amenaza para los cundinamarqueses?

En su intervención, el Diputado Wilson Flórez sostuvo que aún se mantienen las dudas y la falta de claridad en diversos temas, que le imposibilitarían a la Asamblea el tomar una decisión informada sobre la votación del ingreso o no del Departamento a la Región Metropolitana. El diputado aclaró que él está de acuerdo con la integración, sin embargo, dejó claro que la integración regional no debe hacerse a toda costa, mucho menos pasando por encima de la comunidad y de los ciudadanos.

El Diputado Flórez expuso las consideraciones por las cuales la Asamblea Departamental no debería apresurar la votación del ingreso del departamento a la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca. Entre otras razones mencionó:

  • Los municipios cundinamarqueses que se asocien tendrán una pérdida en su autonomía territorial. El 100% de los criterios definidos en la Constitución de Colombia que definen la autonomía (Art. 287) se ven disminuidos cuando un municipio ingresa a este esquema de asociación.
  • La Región Metropolitana es una Cárcel. La Ley 2199 no dejó la posibilidad que la Gobernación y el Distrito puedan salir. También la ley orgánica puso trabas que harían casi imposible que un municipio se retire, así el Concejo municipal lo haya aprobado. (Ver Art. 57 Ley 2199)
  • La Región Metropolitana será sinónimo de más impuestos.  Hay varios artículos en la ley que así lo establecen. Plusvalía (Art. 40), Contribución por Valorización (Art. 41) y sobretasas del 5% adicional a todos los impuestos municipales[1] (Art. 43) son algunos de los mecanismos de financiación que quedaron en la Ley 2199. Lamentablemente nadie habla de esto, o se diluye la conversación indicando que esto es sólo una opción, cuando la realidad es que los municipios no alcanzan a cubrir sus propias necesidades y tendrán que implementar estos tributos para pagar los aportes a la Región Metropolitana.
  • La Asamblea no estaba preparada para aprobar el ingreso a la Región Metropolitana.  Se aprobó el ingreso sin tener ninguna idea ni claridad sobre los hechos metropolitanos, sin tener idea de cuánto le valdrá a los cundinamarqueses el aporte anual, sin tener un borrador de los estatutos y sin saber cuál será la gradualidad de la transferencia de las competencias que tendrá la Región Metropolitana. La aprobación de esta ordenanza se traduce en un gran “Cheque en Blanco” para el gobernador y la alcaldesa de Bogotá.
  • La ley orgánica impuso un “Veto” inconstitucional a los alcaldes de los municipios asociados a la Región Metropolitana. La ley estableció que TODAS las decisiones sobre aportes, gastos e inversiones deben contar con el visto bueno de la alcaldesa y el gobernador. En la toma de estas decisiones “todos los socios serán iguales, pero unos serán más iguales que otros”.
  • El ingreso de los municipios a la Región Metropolitana se hará a puerta cerrada. La ley 2199 no incluyó la consulta popular como un mecanismo para refrendar la decisión de ingreso del municipio. Sólo incluyó unos cabildos abiertos donde lo que se discuta no tiene efecto en las decisiones de los concejales, que serán los que en últimas aprueban el ingreso. La comunidad, que es la que pagará las consecuencias del ingreso a través de más peajes e impuestos, quedó aislada de la toma de decisiones.
  • ¿Queda voluntad política en la RM-BC? El diputado instó a que se siga cooperando entre Bogotá y Cundinamarca como lo han hecho estas administraciones. Pero dejó claro que no es conveniente correr con esta aprobación sin tener claridad sobre las reglas de juego. Por ejemplo, mencionó que se desconoce el borrador de estatutos de la Región Metropolitana y la Ley 2199 dejó muchos temas a definir en este documento.
  • ¿Es INCONSTITUCIONAL la Ley Orgánica de la Región Metropolitana 2199/2022? Por lo menos hay 5 artículos que serán susceptibles de revisión en la corte. El Diputado Flórez mencionó que todos estos insumos están permitiendo construir una demanda de inconstitucionalidad a la Ley 2199 de 2022 y que en estos días presentará ante la corte constitucional.
  • La Ley 2199 eliminó el control político que constitucionalmente se le otorgó a diputados y concejales para pronunciarse sobre las decisiones del Consejo Regional. La ley posibilitó a que los diputados puedan presentar derechos de petición sobre los informes del director. A todas luces alternativa inocua en lo que respecta a poder controlar lo que hará esta mega estructura jerárquica, burocrática y todopoderosa.

Estos y otros tantos asuntos quedaron sin responder con la decisión acelerada de la Asamblea Departamental autorizando el ingreso de la gobernación a la Región Metropolitana. Finalmente, el profesor Wilson Flórez manifestó la intención de demandar la ordenanza aprobada por ir en contra de la constitución y la ley colombiana. Cabe resaltar una frase del diputado Flórez sobre los debates que no se dieron en el marco de aprobación de esta ordenanza “De nada sirve la articulación de voluntades políticas si la misma no genera un aumento en la calidad de vida de los ciudadanos de la nueva Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca”.

[1] Se excluye únicamente Impuesto Industria y Comercio, Sobretasa a la Gasolina e Impuesto de Consumo.

 

La ley 2199 no incluyó la consulta popular como un mecanismo para refrendar la decisión de ingreso del municipio.

Foto Portada e información: Diputado Wilson Flórez en su intervención sobre la inconveniencia del Ingreso del Departamento a la Región Metropolitana Bogotá Cundinamarca.

 

De Interés

Más de: Bogotá

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *