campo1
Cultura

Andrés Mojica, retrató la esencia de la Mujer Rural Colombiana

“Es el resultado de un propósito íntimo que me llevó con todo el respeto y admiración, a inmortalizar un instante de la inocente y desprevenida existencia de la mujer campesina”.


ZIPAQUIRÁ, CUNDINAMARCA.


‘María, mujer campesina’ es el resultado de un propósito íntimo que me llevó con todo el respeto y admiración, a inmortalizar un instante de su inocente y desprevenida existencia…es un trabajo maravilloso que nos introduce en el mundo rural y nos hace por un momento olvidar nuestra convulsionada realidad”.

 

Estas son palabras de Andrés Mojica, un colombiano que inició un recorrido por 3 departamentos de país, con el objetivo de rendir una distinción a quienes son fuerza, entrega y valentía en el campo: las mujeres rurales.

 

“Quise hacerle un homenaje a la mujer rural, una exaltación, y qué mejor, dejando impresa de una manera indeleble su existencia, sus colores, sus atuendos únicos y su alegría. Estas imágenes encarnan a nuestras abuelas, madres y hermanas y a todas quienes nos han acompañado y dado su amor incondicional”.

 

Este fotógrafo de profesión, especialista en el área editorial y publicitaria, dedicó 9 meses para recorrer municipios como Villa de Leyva, Ráquira, Vélez, Barbosa, Cucunubá, Cogua y otros, en los que se dejó maravillar de la esencia de las mujeres que, con su hermosura de cuerpo y corazón, dibujan un paisaje natural perfecto.

 

- Publicidad -

“Fue una experiencia increíble, un reportaje gráfico, en el que tanto el sujeto como los lugares fotografiados fueron naturales – esa es la esencia de esta obra-. Viaje por tres departamentos:  Santander, Boyacá y Cundinamarca en los que conocí gente increíble y ante todo quedé con la satisfacción, de haber rescatado algo de este hermoso mundo campesino, que cada día lo vemos más ajeno”.

 

campo 2

- Publicidad -

 

Las 14 fotografías que hacen parte de esta exposición que ha visitado escenarios como la Catedral de Sal de Zipaquirá, muestran la cotidianidad de la mujer campesina, con sus vestidos, sus quehaceres, tradiciones y trabajos dignos de observar detenidamente, para recordar la magia del campo.

 

- Publicidad -

“Procuré enmarcar estas fotografías en un soporte poco convencional y se me ocurrió en puertas y ventanas antiguas, así crear esa atmósfera apropiada que nos hiciera evocar esa vida sensible y apacible de nuestros campesinos, son una serie de pinturas más que de fotografías, en las que los componentes son ellas mismas; ellas crean una labor impecable, una obra de arte”.

 

“Quedo con la satisfacción de haber rescatado algo de este hermoso mundo campesino, que cada día lo vemos más ajeno”.

- Publicidad -

 

Para Andrés, este joven bogotano que hace algunos años, en búsqueda de la tranquilidad, se mudó al municipio de Cajicá. El “ingrediente” que no le puede faltar en sus procesos fotográficos es el componente social y que, según él, “le ha dado como resultado una sensible búsqueda de la realidad humana”, que se logra evidenciar en las capturas de su lente y en trabajos como “María, mujer campesina”.

 

- Publicidad -

Justamente el nombre de su muestra fotográfica obedece a ese engranaje espiritual y tradicional colombiano, en el que se evoca el nombre de nuestras abuelas, hermanas, primas y de la figura materna de la tradición católica, la Virgen María.

 

Andrés Mojica, cuenta que, para la realización de estas capturas, inicialmente quería que ninguna mujer fotografiada se percatará que estaba siendo enfocada, esto, con el único objetivo de retratar esa “cotidianidad pura” de sus musas. Pero siempre hay unos ojos que no se intimidan frente a un lente y así termina tocado por la sorpresa el mismo fotógrafo.

- Publicidad -

 

“En sólo una ocasión, una de las de las mujeres que fotografié, se dio cuenta que lo estaba haciendo, al acercarme para explicarle. Me dijo que le encantaban las fotos, me recomendó que publicara la toma en la que no le vieran tanto las arrugas. En realidad, son mujeres maravillosas sin una gota de malicia”.

 

“Cuando llegué a Santander e incluso en Cundinamarca, terminé adentrándome en poblaciones un poco lejanas, en la búsqueda de las protagonistas de exposición”.

 

Pero la tarea de encontrar esos rostros que hablan de lo hermoso que es vivir en el campo, se tornó un poco difícil para Andrés, pues como comenta él, “en Boyacá pude capturar muchas imágenes en plazas de mercado, parques y tiendas, pero, cuando llegué a Santander e incluso en Cundinamarca, terminé adentrándome en poblaciones un poco lejanas, en la búsqueda de las protagonistas de exposición”.

 

Adicional a ‘María, mujer campesina’, el artista, ha llegado a compartir sus obras con los zipaquireños en varias ocasiones, como es el caso de “Arte y Reflejo Vivo – Arte arquitectura colonial en Zipaquirá” en 2004, “Esa mirada” en 2015 llevada a Catedral de Sal. Para la región de Sabana Centro y la Capital del País, también ha acercado esa sensibilidad que lo caracteriza en escenarios como la Casa de la Cultura de Cajicá con “Retratos del alma” para 2017 y el Museo de Infantería en el Cantón Norte de Bogotá con su exposición “Conflicto”.

 

campo 3

 

Finalmente, con el deber cumplido y un mensaje de admiración, Andrés Mojica nos invita a valorar a quienes son el motor de todo un país, hombres y mujeres que con sus manos forjan esta maravillosa tierra colombiana.

 

“Me di cuenta de lo importante que es la labor de las mujeres campesinas a quienes admiro profundamente, porque día a día trabajan por mantener vivo el agro colombiano”.

 

[widgetkit id=”161″ name=”Mujer Campesina”]

 

Extrategia Medios
Equipo de redacción de Extrategia Medios

De Interés

Más de: Cultura

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *